shutterstock_316621739

Calabazas

by Ayleen López on October 24, 2016

Featured image

Remedio Calabaza: No Solo Sirven Para Tallar

por Chelsea Fisher

Las calabazas gordas y rechonchas, junto con sus primas las calabazas de invierno, nogal, bellota, y calabaza espagueti, entre otras, son una deliciosa manera de recuperarse a la misma vez que apoyan a otros importantes nutrientes.

La calabaza con su tono color naranja brillante preferido durante el otoño representa altas concentraciones de vitamina A, específicamente beta-caroteno. Según el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (por sus siglas en ingles AICR), carotenoides, como el beta-caroteno, se han encontrado para ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades del corazón. Sólo una media taza de calabaza le dará del 100% al 200% de la ingesta diaria recomendada de carotenoides. Las calabazas además de su buen sabor son también una gran fuente de potasio, ácido fólico y fibra.

Y guarde las semillas de calabaza. De acuerdo con la AICR, las semillas de calabaza contienen grasas insaturadas, mejor conocidas como grasas saludables, así como los esteroles vegetales que podrían ayudar a disminuir la presión arterial.

Cucurbitacin, un fitoquímico que puede ayudar a los hombres a prevenir y controlar el agrandamiento de próstata, también se puede encontrar en las semillas de calabaza. ¿Sera esa la razón por la que los jugadores de béisbol siempre parecen tener un suministro a la mano?

Consejos de Ann

Aunque las calabazas pueden llegar a 75 libras o más, las pequeñas son mejores para comer – salvo a las gigantes usadas para el concurso de Jack O’Lantern. Asegúrese de que la calabaza se sienta pesada para su tamaño, y que la madre está todavía unida. La piel debe sentirse firme, y debe hacer un sonido hueco cuando le das un golpe.

Las calabazas se pueden almacenar a temperatura ambiente durante alrededor de un mes y en el refrigerador hasta por tres meses. La calabaza enlatada (no la mezcla para el “pie” o tarta de calabaza) es también una buena alternativa para probar la calabaza, e incluso a veces conserva más nutrientes que las calabazas frescas debido al proceso de envío y almacenamiento. Las semillas de calabaza son mejores si son preparadas de una calabaza fresca (ver consejos de recetas), porque las envasadas son altas en sodio.

Consejos de Recetas

El Puré de calabaza enlatada facilita el uso de la calabaza. Muchos supermercados venden dulce de calabaza en cubos y calabaza moscada. Utilice calabaza moscada como un sustituto si no encuentra una calabaza decente.

Para cocinar dulce de calabaza, corte cuidadosamente la calabaza por la mitad y retire las semillas y la fibra interior con una cuchara. Corte en trozos más pequeños y retire la carne de la cáscara dura. Hierva durante unos 25 minutos o cocine al vapor durante 50 minutos.

La calabaza puede ser el principal ingrediente en sopas, pasteles, panes, panecillos o panqueques. Pruebe nuestra Aromática Sopa de Funcho de Calabaza – o nuestra Sopa de Miso con Calabaza. La calabaza es también una excelente comida blanda para comer si el tragar se vuelve difícil después de los tratamientos de quimioterapia. Pruebe nuestra Tarta de Crema de Calabaza  o simplemente combine el puré de calabaza con condimento para darle sabor o mezcle con el yogur y la miel para satisfacer un antojo.

Para hacer semillas de calabaza, saquelas de la calabaza y limpie de inmediato para eliminar la fibra y la pulpa, para mejores resultados deje que se sequen durante la noche. Coloque en una sola capa sobre una bandeja de hornear y tueste a fuego lento aproximadamente 160-170 grados durante unos 15-20 minutos. Las puede usar sobre las ensaladas, verduras salteadas y también las puede añadir a los cereales durante el desayuno o a la granola para un acelerador de la salud.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now