Caregivers-The-Selfless-Army

El Ejército Desinteresado

by Mila Loza on August 26, 2015

En honor al mes de la Conciencia del Cuidador Nacional, Susan Bratton, la fundadora de Savor Health, una empresa que ofrece comidas pre-hechas, y aprobadas por dietistas registradas, ha escrito un artículo sobre su experiencia como cuidadora y por qué inició en la empresa. Ellos son un gran recurso cuando uno simplemente no tiene la energía para entrar en la cocina.

Nadie, con excepción de aquellos que eligen el campo del cuidado como profesión, planea ser un cuidador. Pero la mayoría se convierten voluntariamente e incondicionalmente en cuidadores cuando un ser amado requiere atención. Al final, la experiencia de cuidar a alguien es una alteración de vida y a menudo el ímpetu detrás de un cambio importante en la vida. Para mi, ese cambio importante empezó en septiembre del 2009 cuando recibí una llamada telefónica de mi amigo Eric. “Tengo un tumor cerebral y no me quiero morir”, dijo entre lagrimas.

El diagnostico fue un gliobastoma inoperable. Durante los próximos 7 meses su madre, padre y hermano se mudaron a su apartamento en Manhattan para ayudarlo ya que su estado se deterioró. Se volvieron cuidadores de tiempo completo. Ellos preparaban las comidas y, al final, lo alimentaban. Lo bañaban. Lo ayudaban a usar el baño. Pagaban sus facturas. Buscaron tratamientos potenciales. Corrieron interferencias en las comunicaciones con los amigos que eran, para Eric, muy doloroso y difícil, a medida que comenzaba a acostumbrarse a con la naturaleza terminal de su enfermedad. Al final, la familia de Eric hizo todo por el. Sus amigos lo sacaban a pasear a medida que su vista comenzó a fallar. Le llevábamos comidas y le contábamos historias que lo hacían reír. Debido a su tratamiento, Eric tenía llagas en la boca y dificultad para tragar así que mi objetivo era preparar comidas saludables que eran fáciles de tragar para él y no irritar las llagas bucales. Me concentré en la comida y la nutrición de los cuidados. Desafortunadamente, Eric perdió peso, se desnutrió y falleció en abril de 2012.

La nutrición del cáncer se volvió mi pasión debido a mi experiencia con Eric y, después de eso, el diagnóstico de cáncer de mi padre que resultó en un trasplante de medula ósea y la necesidad de una dieta específica y una vigilancia extrema con la seguridad alimentaria. Deje mi carrera en Wall Street y comencé Meals to Heal(Comidas para Sanar) después de mi experiencia como cuidador. Mi experiencia como cuidador me enseñó que los pacientes de cáncer requieren comidas sanas y nutritivas que pueden personalizarse para satisfacer sus necesidades específicas y para ayudar a manejar sus efectos secundarios nutricionales. La investigación ha demostrado que los pacientes con cáncer que reciben una nutrición adecuada tienen mejor calidad clínica y de vida. Muchas veces están demasiado cansados para planificar, comprar y preparar sus propias comidas y necesitan un servicio de entrega de comida. Otras veces necesitan información sobre qué cocinar o cómo cocinar. Los pacientes y sus familias, necesitan tener acceso a información segura, basada en la evidencia sobre los tratamientos, la dieta y la nutrición. En su lugar, se ven abrumados por la información en Internet que no se basa en pruebas científicas y, a menudo, basándose únicamente en rumores. Y, el consejo de sitios web, incluidos los de instituciones de renombre como la Sociedad Americana del Cáncer y el Instituto Nacional del Cáncer, a menudo se contradicen entre sí. Por último, los pacientes necesitan asesoramiento nutricional sin embargo, el 80% de todos los pacientes con cáncer nunca ven un dietista registrado. Meals to Heal (Comidas para Sanar) ofrece los tres servicios, comidas a domicilio que se adaptan a los efectos secundarios del paciente y las preferencias de la alimentación, la información y los recursos basada en la evidencia y el acceso a los dietistas oncológicos capacitados para el asesoramiento nutricional. Los tres servicios están disponibles en http://www.meals-to-heal.com.

Mi experiencia como cuidador me ha dado una apreciación de primera mano de lo hacen los clientes de manera desinteresada, poniendo su propia vida profesional y personal en pausa, manejando actividades y responsabilidades diarias, navegando el confuso sistema medico, proporcionando consejos sobre tratamientos y traducciones de el “Lenguaje medico”. Y, sobre todo, proporcionar apoyo emocional a sus seres queridos. Al igual que la familia de Eric y mi familia, se convirtieron en los cuidadores de la noche a la mañana sin previo aviso y están navegando el sistema sanitario y la tensión emocional del diagnóstico con el fin de ayudar a su ser querido vivir con la mejor calidad de medicina y de vida posible. Es importante, durante los El mes de Cuidadores de Familia Nacional en noviembre, que recordemos agradecer a este ejercicio desinteresado que lo hacen muchos para ayudar a aquellos que están enfermos.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now