Enigma de los Alimentos Orgánicos

by Mila Loza on Enero 18, 2016

Vaya a cualquier gran supermercado hoy y verá algo allí que no tenía hace 20 años: frutas, vegetales, carne, pollo y leche, todo orgánico. Apartando los altos costos, la demanda de los alimentos orgánicos está creciendo. Para aquellos con cáncer o tratando de reducir el riesgo de cáncer me pregunto ¿Los alimentos orgánicos hacen alguna diferencia?

shutterstock_221704471

Uno de los beneficios obvios de la producción orgánica es que crece sin el uso de pesticidas. El gobierno de Estados Unidos regula los tipos y cantidades de pesticidas usados convencionalmente en los sembradíos y regula que sea una práctica segura. Sin embargo, algunos ambientalistas no están de acuerdo, dicen que es la acumulación de pesticidas con el paso del tiempo así como las posibles combinaciones de su uso lo que puede resultar tóxico, causando ruptura en las hormonas y células, dos elementos que pueden causar cáncer. Las frutas y vegetales orgánicos también tienden a ser bajos en nitratos lo que promueve el cáncer. (1,3)

Los defensores de los alimentos orgánicos a menudo sostienen que estos alimentos son más nutritivos que los alimentos cultivados convencionalmente. Si bien esto sigue siendo un área muy controvertida y están bajo investigación, al menos dos recientes mega-análisis sugieren que los alimentos orgánicos son más altos en antioxidantes, los cuales son considerados importantes en la lucha contra el cáncer. Por otro lado, la vitamina A y la proteína tienden a ser mayores en los alimentos convencionales. Las deficiencias de estos nutrientes son raras, por lo que el aumento de su presencia no se considera significativo. Aun no está claro si la diferencia en el contenido de antioxidantes es suficiente para hacer un cambio significativo en nuestra salud.

En cuanto a carnes, aves de corral y productos lácteos, a los animales criados orgánicamente no se alimentan con antibióticos u hormonas rutinariamente. El uso excesivo de antibióticos parece estar contribuyendo al desarrollo de cepas bacterianas resistentes. La controversia sobre las hormonas se centra en su potencial para promover el crecimiento e interrumpir el funcionamiento endocrino, los cuales pueden desempeñar un papel en el desarrollo del cáncer. (4) A los animales criados orgánicamente se les da alimentación más natural (por ejemplo, las vacas comen pasto, no maíz) y tienen acceso al aire libre. El resultado es grasa más beneficiosa en forma de omega 3 y niveles más altos de ácidos linoleicos conjugados (CLA), que han sido asociados con muchos beneficios para la salud, incluyendo la lucha contra el cáncer.

Además de lo anterior, los alimentos orgánicos no son modificados genéticamente o irradiados. Para mostrar el sello del USDA sobre un producto, los productores de alimentos deben buscar la certificación de la Junta Nacional de Estándares Orgánicos.

Si usted está pensando que ingerir alimentos orgánicos no funcionará porque es muy costoso, piénselo de nuevo. Afortunadamente, el Grupo de Trabajo del Medio Ambiente, un grupo sin fines de lucro dedicado a la protección de la salud humana y el medio ambiente, ha elaborado una lista de los alimentos que tienen las mayores cantidades de pesticidas, que se llama “la docena sucia”. La compra de al menos éstos alimentos orgánicos disminuirán en gran medida su exposición a los pesticidas, sin poner una abolladura grande en su billetera. Usted también puede comprar en los mercados de agricultores. Muchos pequeños agricultores en realidad practican la agricultura orgánica, pero no tienen el dinero o los recursos para solicitar el sello del USDA. Usted puede simplemente preguntar al agricultor cómo él o ella lo hacen.

El cáncer es una enfermedad multidimensional con muchos factores que contribuyen al aumento del riesgo. La comida es sólo una de las muchas herramientas que tiene para defenderse. Al establecer sus “reglas para vivir” dietéticas, una de las mejores maneras para comenzar es seguir una dieta basada en plantas con una amplia variedad de frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. Y cuando se trata de carne, aves de corral y productos lácteos, fíjese en el tamaño de las porciones y escoja las opciones más magras. Con esto en mente, usted puede refinar su plan comprando alimentos orgánicos cuando o donde pueda.

 

Esther Trepal, RD, MS

23 de julio del 2014

Referencias

  1. Baranski M, Srednicka-Tober D, Volakakis N, et al. (2014) Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses. Brit J of Nutr. http://dx.doi.org/10.1017/S0007114514001366 (Accessed July 22, 2014.)
  2. Smith-Spangler C, Brandeau M, Hunter G, Bavinger J, et al. (2012) Are Organic Foods Safer or Healthier Than Conventional Alternatives? Ann Intern Med 157, 348-366.
  3. Dangour A, Dodhia S, Hayter A, et al. (2009) Nutritional quality of organic foods: a systematic review. Am J Clin Nutr 90, 680-685.
  4. Bareuther C. Meat and poultry: organic’s hottest new frontier. Today’s Diet and Nutrition. September/October 2008.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now