Perejil

by Fiona Breslin on octubre 11, 2015

Permanente Perejil

Hay mucho más de esta hierba clásica que sólo la decoración.  

 

Por Fiona Breslin

 

El perejil, con su sabor picante y refrescante, tan esencial para las recetas mediterráneas como el tabule – esa mezcla de bulgur integral, tomates cortados, ajo, cebolletas y toneladas de esta hierba verde – es una hierba antigua rica en nutrientes como el calcio, hierro y potasio.

 

Generalmente usada en la comida Americana en las décadas pasadas como una decoración de platos cuando se servía la cena – el “tallito” de perejil de hoy día ha tomado mayor protagonismo en la cocina moderna. Y no es una sorpresa. La hierba también es una fuente de fitoquímicos saludables como el luteno y quercetina, un flavonoide que el American Institute for Cancer Research reporta que está siendo estudiado por sus efectos anti-cancerígenos. Una fuente de vitaminas A, C y K, el perejil también puede servir como diurético suave que puede ayudar a la digestión durante el tratamiento y a la salud cardiovascular, bajando la presión arterial.

 

Disponible en variedades de Liso Italiano y Rizado, el perejil se mezcla bien con otras hierbas y especias para mejorar el sabor de las ensaladas, estofados, vegetales, y arroces. Por su sabor y valor nutricional, siempre compre el perejil fresco en lugar de seco. Siempre lave bien antes de usar.

 

Tips de Ann:

 

No todo el perejil es igual. Nosotros siempre usamos la variedad de perejil liso italiano en nuestras recetas, y sugerimos que usted haga lo propio. Su sabor es mucho mejor que la variedad risada. Busque perejil fresco, crujiente, verde oscuro, sin hojas marchitas o amarillas. Almacene el perejil en una toalla de papel húmeda dentro de una bolsa de plástico en la gaveta de vegetales de su refrigerador. Debe mantenerse de tres a cinco días.

 

Tips de Recetas:

 

El perejil es una de las hierbas que siempre debería tener a la mano en su refrigerador. Puede usarse en casi todos los platos, excepto en postres. Para probar lo delicioso que es como acento, pruebe la receta de Cook for Your Life Ensalada Tibia de Garbanzos o un simple plato de pasta como nuestra Pasta de Hongos al Limón o Pasta de Atún. Para la experiencia de perejil completa, pruebe nuestro Tabule de Quínoa.

A pesar de que el perejil está disponible todo el año, para almacenarlo en el congelador, gradualmente mezcle una tasa de hojas de perejil cortadas y un poco de sal con ½ – ¾ de tazas de aceite de oliva. Esto hace una especie de “pesto” denso que puede congelar en una bolsa plástica. Este sencillo comodín le dará el sabor del perejil para sopas y estofados si no logra encontrar perejil fresco.

 

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now