Servings: 6-8 Prep time: 15minutos

Piña Rostizada

Este plato es de las formas más sencillas y deliciosas de preparar piña. Es sorpresivamente bueno. Ya que la fruta es cocida, es seguro de comer para los amantes de la piña que están pasando por el tratamiento de quimio. Usamos un poco de mantequilla derretida para hornear la piña, pero si quiere evitar los lácteos o prefiere una receta vegana, unte en los bordes la misma cantidad de aceite de coco derretido.

  1. Precaliente el horno a 400°. Prepare una bandeja para hornear con papel pergamino.
  2. Coloque la piña sobre su lado y corte la parte superior e inferior. Pare la piña y quite la corteza. Intente quitar tanto de los “ojos” como sea posible. Corte la piña a la mitad, luego en cuartos. Coloque un cuarto sobre una tabla para picar y rebanar el centro. Repita con todos los cuartos.
  3. Rebane cada trozo a la mitad y coloque en la bandeja preparada. Pinte cada pedazo con la mitad de la mantequilla derretida y rocíe con 2 cucharadas de azúcar. Rostice por 15 minutos.
  4. Voltee las piezas de piña y pinte con el resto de la mantequilla, cocinando luego por 15 minutos más.
  5. Sirva caliente o a temperatura ambiente.

    ann-tip

    Consejos de Ann

    La piña no se madura de sólo mantenerla, así que si usted no consigue una piña madura (recomendada para este plato), mantenga la fruta entera en un lugar cálido por uno o dos días — sobre la estufa es perfecto. Esto activará los azúcares y la hará más dulce.
    Si usted no quiere rostizar la piña entera, rebane los cuartos en piezas de bocado y almacene en un contenedor sellado por hasta 1 semana en el refrigerador.

Los comentarios están cerrados.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now