Ruibarbo

by Ayleen López on Octubre 11, 2015

El Tallo del Pueblo

Por Chelsea Fisher

Debido a que rara vez hace apariciones fuera de una corteza, el ruibarbo es a veces referido como la planta de pastel. Los tallos de color rojo brillante son fáciles de encontrar ahora en los mercados de primavera y verano, pero el ruibarbo solía ser tan buscado en la Europa medieval que era más caro que el azafrán y el opio. Hoy en día, es un tratamiento barato con mucha influencia nutricional.

La planta por sí sola sabe a un agrio casi intolerable, razón por la que a menudo se une a las fresas, el jengibre o el azúcar para acompañar y domar su sabor agudo y ácido. Como buena suerte las estaciones para las fresas y el ruibarbo son las mismas.

El ruibarbo es rico en vitamina C y también es una buena fuente de magnesio, fibra, potasio y manganeso. Pero la planta no es del todo buena. Recuerde cortar y descartar las hojas antes de preparar y comer el ruibarbo porque tienen altas concentraciones de oxalato, un producto químico tóxico que es mejor evitarse.

Consejos de Ann

Los tallos de ruibarbo pueden ser delgados o gruesos pero no hacen diferencia en su agrio sabor. Deben ser crujientes y sin manchas con una mezcla de color rosa y verde pálido en la parte superior convirtiéndose en un carmesí profundo en el extremo de la raíz. Piensa en el apio con una quemadura de sol. Si su tienda de comestibles vende ruibarbo con las hojas asegúrese de que está pagando por el ramo y no por el peso ya que las hojas se desechan. Busque hojas que estén crujientes y de color verde oscuro.

Antes de cocinar, es una buena idea es pelar los tallos más gruesos que pueden ser resistentes. Corte el tallo a través del extremo de la raíz, a partir del lado curvo y tirando suavemente la piel hacia arriba y lejos en una larga tira desde el lado plano. No saldrá todo, pero está bien. Usted puede pelar el resto del tallo levantando solamente la piel para arriba en el lado curvado del borde recién cortado y tirandole para arriba y hacia afuera en tiras.

Consejos para Recetas

¡No se llama la planta de la empanada para nada! El pastel de ruibarbo perfecto con la fresa o crumble es la forma más deliciosa de saber que la primavera ha llegado. Trate de hacer nuestro Crumble de Ruibarbo y Jengibre. Para una manera más simple de usar el ruibarbo, haga nuestra rápida y fácil Compota de Fresas y Ruibarbo de Microondas. Debido a que es naturalmente agria, puede experimentar con la cantidad de azúcar que agrega a medida que avanza, añadiendo lentamente azúcar hasta obtener la dulzura perfecta para su gusto. Con o sin otras frutas, el ruibarbo es excelente como una cobertura para yogur natural o helado de vainilla. ¡Es la tarta del asunto!

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now