Una buena nutrición es de vital importancia como parte de cualquier plan de tratamiento contra el cáncer. Las personas con cáncer tienen mayores necesidades nutricionales de calorías y proteínas que la población en general para mantener la fuerza y la masa muscular. Este incremento en las necesidades nutricionales llegan en un momento en que muchos pacientes tendrán problemas con la ingesta de alimentos. Puede ser difícil comer bien durante el tratamiento del cáncer. Muchas personas encuentran que su apetito se reduce debido a la tensión y la preocupación acerca de su diagnóstico. La quimioterapia y la radioterapia a menudo traen efectos secundarios que afectan a la ingesta de alimentos tales como náuseas, cambios en el gusto o la sensibilidad a los olores. La ubicación del cáncer es también importante ya que un gran tumor puede reducir la cantidad que un paciente puede comer. Por estas razones muchos pacientes pueden encontrar que el hacer pequeñas comidas les ayudará a comer más que su patrón de alimentación tradicional.

 

Small Meals-Cook For Your Life-Anti Cancer Recipes

Pruebe estas estrategias simples para ayudarle a alcanzar una nutrición óptima en volúmenes más pequeños:

  • Coma poco más frecuente – Cuando una persona no se siente bien una comida grande a la vista puede matar cualquier apetito. En lugar de centrarse en comer tres comidas al día, el objetivo de tener seis comidas pequeñas espaciadas a lo largo del día. El servir comidas en platos con divisores en lugar de platos normales durante la cena puede hacer que la comida luzca más atractiva.
  • Programe sus comidas– Si usted encuentra que no tiene apetito en absoluto puede ser más fácil fijarse un horario de comidas. Su objetivo es acumular los puntos designados durante todo el día. Otra alternativa puede ser que le resulte más útil picar bocadillos altos en calorías como nueces, galletas, queso o frutos secos durante todo el día.
  • Preste atención a la ingesta de líquidos– Es importante mantener los niveles de hidratación para sentirse mejor durante el tratamiento del cáncer particularmente si tiene efectos secundarios tales como vómitos y diarrea. Evite el consumo de líquido durante las comidas que puedan llenarle. Trate de elegir bebidas nutritivas como la leche o batidos entre comidas pues le aportará más calorías y nutrición.
  • Coma cuando pueda– Trate de tener su comida más grande en el momento en que el apetito está en su apogeo tal como en la mañana y a partir de ese momento tenga comidas más pequeñas.
  • Fortifique los alimentos– Al comer pequeñas cantidades de comida es importante tratar de maximizar la cantidad de nutrición que está teniendo en cada mini-comida. Si usted está luchando para mantener su peso el cambio a productos ricos en grasa puede ser útil para obtener calorías adicionales. Otras estrategias incluyen la adición de más mantequilla, crema, aceites y azúcares en los alimentos. Esto puede ir en contra de lo que conocemos como una dieta «sana» sin embargo el objetivo durante el tratamiento del cáncer es siempre mantener el peso ya que esto se asocia con mejores resultados. No realice este paso si está manteniendo su peso normal ya que el aumento de peso durante el tratamiento también debe evitarse a menos que se lo recomiende su médico o dietista.
  • Use el tiempo sabiamente – Cuando tenga sensación de fatiga durante el tratamiento contra el cáncer el acto de cocinar puede ser tan agotador que le puede dificultar el comer cuando la comida está lista. Trate de cocinar comidas más grandes cuando se sienta mejor y para los días en que se siente más cansado use las comidas que encuentre en el congelador.
  • Hable con su equipo médico – Su equipo médico debe estar al tanto de cualquier problema que tenga con la ingesta de alimentos o el peso. Existen medicamentos que pueden ayudar si es necesario a estimular el apetito. Su dietista también será capaz de darle recomendaciones sobre los alimentos o recetas que le dará muchos nutrientes en menor volumen de comida.
Estos consejos se aplican a cualquier persona que está luchando para consumir suficientes alimentos. Si tiene problemas con los volúmenes de alimentos debido a una intervención quirúrgica (por ejemplo, la eliminación del cáncer gástrico) va a requerir un asesoramiento más especializado por su médico o dietista.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here