¿Cuántas veces usted ha leído un artículo acerca de un estudio que tiene que ver con los alimentos y el cáncer? ¿Cuántas de esas veces la información contradice el último estudio que había leído al respecto? Lo crea o no, hay una manera de lograr que todo tenga sentido: Sólo tiene que hacerse cinco sencillas preguntas.

Un buen ejemplo de lo que estoy hablando es la controversia alrededor de la soya y el cáncer de seno. Por años, la soya fue estrictamente prohibida por muchos oncólogos para mujeres con ER+ cáncer de seno por su potencial para imitar al estrógeno. Pero ahora los estudios están sugiriendo lo contrario, que podría ser beneficioso.

Un estudio ampliamente publicitado que tuvo lugar en China entre 2002 y 2006, encontró un riesgo reducido de muerte y de recurrencia del cáncer de seno en las mujeres que más consumían alimentos con soya. Así que usted debe estarse preguntando ¿deberían las mujeres con ER+ cáncer de seno empezar a comer soya? Aquí está cómo podemos empezar a juntar las piezas para encontrar una respuesta.

Pregunta número 1: ¿Quiénes son los sujetos del estudio? ¿Son similares a mí? Primero que nada, considere los estudios realizados con animales o en un laboratorio solamente como preliminares. Estos son los primeros pasos de un proceso, y son sólo pistas de los resultados que vendrán. Por el contrario, si el estudio se está haciendo con seres humanos, usted va a querer saber lo cerca que están de usted en edad, sexo y origen étnico. Y en un estudio sobre el cáncer de seno, también querrá saber si los sujetos eran pre o post-menopáusicos.

En el estudio chino de la soya, los participantes estaban viviendo en China y tenían edades comprendidas entre 20 y 75 años. Esto es un rango amplio. Todos eran sobrevivientes de cáncer de seno, pero el artículo no mencionaba el tipo de cáncer de seno, o la etapa en la que entraron en el grupo control.

Pregunta número 2: ¿Cuál era el objetivo del estudio? ¿Cómo aplica a mí? En el estudio chino, los investigadores estaban buscando la relación entre el consumo de soya y la tasa de muerte o recurrencia. Nótese que no se refería a la reducción de la aparición del cáncer o a cómo interactúa la soya con los diferentes tratamientos.

Pregunta número 3: ¿El estudio involucra alimentos enteros o suplementos? Eso hace una gran diferencia. Los nutrientes individualmente son elogiados comúnmente por sus beneficios, pero sólo son efectivos como parte de la comida, no como un suplemento. Los alimentos de soya son similares. Las mujeres chinas en este estudio comieron alimentos de soya enteros, y no tomaron ningún suplementos de soya.

Pregunta Número 4: ¿El estudio parece válido? Esta es la gran pregunta y en la cual su sentido común entra en juego. Usted quiere saber cómo se diseñó el estudio. En otras palabras, cómo los investigadores van a explorar el problema.

En nuestro ejemplo, los investigadores encontraron más de 5.000 mujeres con cáncer de seno. Les hicieron preguntas sobre sus hábitos alimenticios y seguidamente las observaron durante 5 años. Ellos clasificaron las mujeres por la cantidad de alimentos con soya que ellas comían para ver si habría un resultado diferente para las mujeres que comían más soya versus las que comían menos soya.

Suena simple, pero sólo piense en ello. Si alguien le pregunta lo que comió ayer, usted debería ser capaz de dar una respuesta razonable. Pero si le preguntan qué comió durante el último año, o los últimos 5 años, sería una historia distinta. Es prácticamente imposible obtener información realmente precisa de esta manera. Y, a diferencia de cuando se está probando un medicamento, donde se le puede dar a algunas personas el medicamento y a otras el placebo, no se puede controlar una dieta por el período de tiempo que se necesitaría en un estudio de este tipo.

También usted podría notar que el estudio no dice que la soya reduce el riesgo de recurrencia o muerte. Esto se debe a que el estudio no puede probar que la soya fue que la que produjo este efecto. Sólo muestra una «asociación» entre las mujeres que comían más soya y la mejora de sus resultados. ¿Por qué pasó esto? No lo sabemos, podría ser porque comieron mas soya, pero también pudiera ser porque ellas se hicieron más conscientes de su su salud y se ejercitaron mas, comieron mas frutas y vegetales o fueron al doctor con mas frecuencia. La mayoría de los investigadores tratan de tomar en cuenta todas estas variables, pero se les pudiera pasar algo por alto.

En estudios sobre enfermedades y la alimentación, el tamaño y la duración importan. Este estudio obtiene altas calificaciones en ambos factores. Se incluyó a 5.000 participantes, lo cual proporciona una muestra amplia y mas fiable, además duró 5 años, un número razonable para un estudio sobre el cáncer.

Pregunta número 5: ¿Cómo se comparan la conclusiones de este estudio con las de estudios similares? Piense en otras cosas que usted haya leído sobre el tema, y cómo puede comparar esto con lo que justo acaba de leer. Aquí es donde usted puede dejar salir a la luz su faceta «geek¨.

En temas tan complicados como el cáncer y la alimentación, es muy útil mantener una hoja de cálculo o lista con el registro de los resultados de varios estudios. Aplíque y responda las preguntas anteriores en cada caso. ¿Qué tienen de similar estos estudios? ¿Cómo se diferencian?¿Cuáles lucen más fuertes para usted? ¿Cuáles se acercan más a su situación?

Tenga en cuenta que usted no está solo. Use su equipo de atención médica, su nutricionista, enfermera y médico para ayudarlo a a navegar por estos temas tan complicados. Ellos pueden ayudarle a responder las preguntas aquí planteadas, o si hay vacíos en la información, ellos pueden conseguir el artículo de investigación original para usted. Ellos podrían poner los resultados en términos prácticos para usted.

En nuestro ejemplo actual, más y más estudios están llegando a la conclusión de que una cantidad razonable de alimentos de soya (no suplementos) se consideran aceptables para mujeres con ER+ cáncer de seno. Aunque la soya quizás no sea un alimento ¨milagroso¨, tampoco pareciera ser dañino.

Pero puede estar seguro de que esta tampoco es la última palabra sobre este tema.

Tema: Cómo Normalizar los Estudios del Cáncer y los Alimentos

Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
RECIPE RATING0
What people say... Leave your comment
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your comment

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one