De azul a naranja, suave u ondulada, y popular a oscura, las diversas calabazas de invierno proveen compuestos anticancerígenos y un sabor «aterrado» que hace del venidero clima frío parecer menos preocupante.

A pesar de que generalmente obtenemos nuestra calabaza de invierno del icónico tipo butternut, los mercados verdes y mercaderes están llenos de variedades adicionales, como Hubbard, kabocha, y turban. Cada tipo está lleno de vitaminas y mineras, y la mayoría incluyen mucho beta-caroteno y carotenoides, compuestos que el American Institute for Cancer Research reporta que pueden ayudar a luchar contra el cáncer y mejorar el sistema inmune. La calabaza también es uno de los vegetales más fáciles de digerir. Así que si su sistema digestivo está débil por el tratamiento, una porción de calabaza puede ser una buena opción.

Hay dos grandes tipos de calabaza, de verano e invierno. Las de invierno crecen a madurez completa, dándoles una corteza gruesa que les permite ser almacenadas durante el invierno – por ello su nombre. Sólo algunas calabazas de invierno, como las sweet dumpling, delicata y kabocha, han sido creadas para tener cortezas delgadas y comestibles. La calabaza amarilla de verano y calabacín, por otro lado, pueden cocinarse y comerse sin pelarse.

Como regla, mientras más pequeña la calabaza, mejor sabrá. Esto es cierto para todos los tipos, incluso las variedades de verano. Cuando busque calabaza en el mercado, no ignore las chicas — pueden ser las más sabrosas. Busque una punta de flor pequeña en la calabaza. Este truco viene de amigos en Japón, y ha probado ser una buena señal de una calabaza deliciosa.

Las variedades de invierno más pequeñas, delicata y dumpling, pueden simplemente cortarse a la mitad, se retiran las semillas, y se hornean enteras. La mayoría de las otras se preparan mejor pelando la piel, cortando la calabaza cuidadosamente con un cuchillo grande, y retirando las semillas y la membrana interna. La calabaza entonces puede hornearse en un plato con un poco de agua a 375° hasta que esté suave, lo que puede tomar de 30 minutos a unas cuantas horas dependiendo del tamaño. Para mejorar su dulzura, use azúcar morena o jarable de maple natural, o aumente su sabor untándolas con ajo fresco, pintándolas con aceite de oliva, y añadiendo especias como romero, salvia o tomillo.

Las puntas del tallo de las calabazas más grandes pueden ser muy duras. Si la calabaza es muy gruesa y dura de cortar, espere para abrirla. En lugar de ello, cocínela entera en el horno hasta que esté suave, y luego haga el corte. Esto tomará más tiempo, pero es más seguro y, a veces, necesario.

Ahora, comience a cocinar con la perfecta guía de cómo preparar y disfrutar un smorgasbord o calabaza saludable esta temporada. Recuerde, esta guía es sólo un punto de comienzo. Una vez que se haya familiarizado con la gran variedad de calabazas de invierno, descubrirá su versatilidad, y estará listo para inventar algunas recetas propias.

Guía Simple de Cocina Para Tu Salud para Calabaza de Invierno

Para cocinar al Vapor y Hornear

  • Las tipo acorn, sweet dumpling, buttercup, delicata y espagueti. Las variedades más pequeñas son geniales como porciones individuales, o cortadas en ensaladas, estas se preparan mejor usando un método de cocción sencillo.
  • Acorn — La calabaza Acorn usualmente tiene piel verde oscura, pero puede encontrarse con piel amarilla y blanca también. Esta calabaza le dará un sabor dulce, anuezado y a pimienta. Para una bella ensalada de otoño, rostice calabaza acorn y remolacha dorada en Ensalada de Vegetales Dorados Horneados de CFYL.
  • Sweet Dumpling — Estas adorables calabazas sólo crecen a siete onzas y tienen piel color crema con puntos verdes. Pueden comerse enteras, con la piel, y ofrecen un sabor suave y dulce similar a una batata dulce. Las dumpling son perfectas para hornear como porciones individuales, y pueden emplatarse enteras, gustándole a todos.
  • Buttercup — Esta variedad tiene piel verde oscura con rallas de verde claro. Una vez cocinadas, las buttercup ganan su nombre, siendo una de las calabazas más dulces dispobibles. Algunas veces, la carne se puede poner seca, así que cocinarlas al vapor o al horno con papel de aluminio son buenas opciones.
  • Delicata — Elongadas y con color crema con rayas verdes, esta calabaza es tan deliciosa que muchas veces se come simplemente rostizada sin aderezos. Similar a la buttercup, la piel es relativamente delgada y no tiene que removerse. Luego de hornear, la carne es dulce, suave y, por supuesto, delicada.
  • Spaghetti — Estas pueden ser amarillas, verdes con rayas blancas, o color marfil. Cuando se abre una calabaza espagueti, revela una carne en tiras que parece pasta, a lo que debe su nombre. Las tiras parecidas a fideos pueden comerse con salsa, y hacen un buen reemplazo para la pasta para los que están en una dieta libre de gluten. Intente añadir vegetales salteados de otoño y algo de queso parmesano.

Para Sopas y Estofados 

  • Butternut — Estas populares calabazas tienen una piel pálida y la forma de una pera elongada. La carne tiene una textura fina y un sabor aterrado y a nueces dulce.  Los largos y gruesos cuellos hacen de ellas las calabazas con más carne que usted puede comprar. Pruebe usar calabaza buttercup en Sopa de Calabaza con Aroma de Hinojo de CFYL, en lugar de calabaza tradicional.
  • Kabocha (también conocida como calabaza o calabaza japonesa) — Estas más pequeñas calabazas, de piel más fina, son generalmente azules, grises y con manchas y rallas. Las entrañas son versátiles e igualmente populares para sopas y rostizar. Intente usar kabocha en Posole de Calabaza de CFYL, una deliciosa versión de esta sopa mexicana con maíz molido, paprika y cilantro fresco.
  • Turban – Esta calabaza tiene piel naranja y dorada, y un sabor a nueces genial luego de cocinarla. La calabaza turban es excelente en una sopa de otoño con berenjenas, zanahorias, nabos y cebollas — todos los cuales son mejores en el otoño.

Mejores para Pastel

  • Cinderella (también conocida como cuento de hadas o Musque de Provence) — Estas obtienen su nombre por su parecido a la carroza de calabaza de Cenicienta. El sabor de las Cinderella es complejo y ligeramente dulce. Hacen pasteles divinos, lo suficiente como para que una madrastra malvada sienta envidia.
  • Calabaza de Azúcar — Estas pequeñas calabazas son mucho más pequeñas y deliciosa que la variedad jack-o-lantern. Tienen un sabor clásico a calabaza y son fáciles de manipular. Use calabazas de azúcar en Pastel de Crema de Calabaza de CFYL.

Para Todo 

  • Hubbard — La ballena azul de las calabazas, estas son extremadamente grandes y de forma irregular, con piel azul (también vienen naranja y verde). A pesar de su bestialidad exterior, son realmente suaves y divinas por dentro. Las Hubbard se venden a veces en piezas pre-cortadas en los supermercados, y siempre son buenas para una receta que pida calabaza de invierno. Son menos dulces que otras variedades, lo que las hace más versátiles.
  • Jarrahdale – Con una forma de Halloween, piel azul grisácea y profundas costillas, estas son un cruce entre la Cinderella y la Hubbard. Tienen un aroma parecido a un melón, y son más suaves y menos dulces que otras variedades de calabaza.

Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
RECIPE RATING0
What people say... Leave your comment
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your comment

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one