La dieta mediterránea se distingue por ser una de las maneras más nutritivas de comer ya que está llena de alimentos a base de plantas y grasas saludables. La dieta simplemente obtiene su nombre de la región mediterránea y sus habitantes que son generalmente muy saludables y viven vidas largas y libres de enfermedades.

La dieta consiste en toneladas de frutas y verduras frescas, legumbres y frijoles, granos enteros, nueces y semillas, hierbas y especias, aves y huevos de alta calidad, pescado y aceite de oliva. El consumo de carne roja es poco frecuente, sólo ocurre en ocasiones especiales y en cantidades limitadas. Además, se dice que los seguidores de la dieta mediterránea disfrutan de cantidades moderadas de vino tinto y chocolate oscuro debido a sus propiedades antioxidantes que disminuyen el colesterol malo y reducen los coágulos de sangre. Sin embargo, no estamos alentando el consumo de vino tinto si decide seguir una dieta mediterránea, pues algunos estudios demuestran que el alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer.

Uno de los principales puntos focales de la dieta que se distingue de las demás es la abundante cantidad de aceite de oliva, idealmente extra virgen y prensado en frío. Mientras que los aceites a menudo reciben una mala reputación, expertos en nutrición argumentan que la incorporación de aceite de oliva en la dieta mediterránea es un componente crucial que conduce a abundantes beneficios para la salud. El aceite de oliva contiene potentes antioxidantes llamados fenoles que combaten el daño de los radicales libres y reducen la inflamación. Para obtener más información, consulte nuestro artículo sobre el aceite de oliva.

La dieta mediterránea a menudo se asocia con sus beneficios cardiovasculares y las tasas de obesidad baja. Sin embargo, hay evidencia científica de que la dieta también podría estar relacionada con la reducción del cáncer. Un estudio reciente publicado por la Revista Internacional de Cáncer sugiere que la Dieta Mediterránea puede reducir el riesgo de una forma posmenopáusica de cáncer llamado cáncer de mama negativo para los receptores de estrógenos. El estudio, que comenzó en 1986, registró 62,573 mujeres, de 55 a 69 años de edad, en los Países Bajos. Durante ese tiempo, los investigadores fueron capaces de demostrar que el cáncer de mama postmenopáusico negativo para los receptores de estrógenos era un 40% menos común en las mujeres que seguían de cerca una dieta mediterránea.

Si busca incorporar más alimentos de tipo mediterráneo en su dieta, tenemos algunas recetas que son opciones deliciosas y sanas. Recomendamos probar nuestro Atún a la Plancha con Hierbas Mediterráneas que consta de ingredientes sencillos y frescos. Acompañarlo junto con nuestro Cuscús de Tomates Rostizados y Aceitunas para una comida completa. O si usted está tratando de reducir su ingesta de carne, nuestras Empanadas de Quinoa Estilo Mediterraneo son una excelente fuente de proteínas y le mantendrá satisfecho. ¡Comience a cocinar!

 

Fuentes:

  1. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ijc.30654/full
  2. https://draxe.com/mediterranean-diet/

Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
RECIPE RATING0
What people say... Leave your comment
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your comment

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one