Una Fuerte Elección

Los mejillones están cargados con buenos valores nutritivos por muy pocas calorías. Son usualmente comida de restaurantes, que es una lástima, no solo porque son muy fáciles de cocinar, sino por su gran valor nutricional. Altos en proteínas y bajos en grasas, los mejillones son ricos en minerales como el selenio, potasio y hierro, y también en vitaminas B, especialmente vitamina B12, todas cosas que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable pero son difíciles de conseguir en cantidades importantes en vegetales. De hecho, onza a onza los mejillones tienen más de estos nutrientes que la carne.

Los mejillones son organismos vivos, y como todos los mariscos, deben mantenerse así hasta que sean cocinados. Comer uno malo puede causar una gran incomodidad. Si no está acostumbrado a manipularlos, aquí les indicamos como evitar esos problemas:

  • Primero que todo, si no está en la playa, compre únicamente mariscos vivos de una tienda con mucha rotación y con buena reputación de mariscos frescos.
  • Cuando llegue a su casa con los mejillones, revíselos. Bote aquellos que estén rotos, y ponga el resto directamente en una cacerola con agua salada fría y déjelos reposar en la refrigeradora por una hora. Esto los obligará a escupir cualquier arena que puedan tener. Algunos cocineros franceses le añaden una cucharada de harina al agua para “alimentarlos”. Cuando esté listo para cocinarlos, escúrralos y límpielos.
  • La mayoría de los mejillones son vendidos pre limpiados, pero vale la pena chequear nuevamente. Si tienen fibras de alga marina alrededor de sus conchas, retírelas con un cuchillo afilado. Dele una palmada y ábralas con su cuchillo. Al darles la palmada, les hace pensar que son un ave marina hambrienta y todas las vivas se cerrarán. Asegúrese de descartar todas aquellas que se queden abiertas. Coloque todos los mejillones limpios restantes en un bol con agua salada. Cuando esté listo para cocinarlos, escúrralos.

Consejo de Ann

Después de cocinarlos descarte todos aquellos mejillones que permanezcan cerrados. Esto significa que no estaban vivos y no deberían ser consumidos. No afectarán al resto de mejillones del bol. Todo este chequeo y descarte es muy importante; su estómago se lo agradecerá.

Consejo de Receta

Para ideas fabulosas vea nuestro clásico de Mejillones a la Marinera. Para algo más exótico, pruebe nuestra Mejillones con Palitos de Arroz al Estilo Tailandés.

Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one