Featured image

Sólo Es Remolacha

Por Chelsea Fisher

Las remolachas son una humilde raíz de color rojo púrpura que contienen más azúcar natural que el maíz dulce. Durante la Gran Depresión, cuando la caña de azúcar fue racionada ampliamente, los panaderos utilizaban remolachas hervidas como endulzante en los bizcochos. ¿Se le antoja un bizcocho “Red Velvet”?

A pesar de su contenido de azúcar, estas raíces rojas conocidas como “remolachas” en adición a los azúcares refinados tiene los beneficios nutricionales de los antioxidantes y desintoxicantes. Las remolachas son altas en fibra y proporcionan ácido fólico, potasio y manganeso. Se cree que la pectina, fibra que se encuentra en la remolacha,  se une a el exceso de hormonas, metales pesados, y toxinas en el tracto digestivo, ayudando a pasar a través sin ser absorbida. Investigadores de la Universidad de Wisconsin también han encontrado que el pigmento Betanina, fuente de color de lujo en la remolacha, aumenta la capacidad del cuerpo para combatir el cáncer antes de que comience. También la betanina puede colorear todo lo que pasa a través del tracto digestivo, por lo que puede ser un interesante efecto el día después de consumir la remolacha. No se preocupe, la orina de color rojo o rosada es normal en mucha gente come remolacha.

Antes de tirar las hojas de color verde oscuro de remolachas considere esto: Usted tiene sus manos dos ingredientes culinarios por el precio de uno. Sólo una taza de hojas de remolacha cocidas contiene 220% de los diarios de vitamina A, 60% de la vitamina C, 37% de potasio y manganeso. Estofadas y servidas junto a sus raíces de color cabernet, va a hacer la paleta de un artista en su plato.

Consejos de Ann

Aunque guarde memorias de su abuela lanzando cucharadas de la remolacha enlatada en su plato, todavía esto puede hacer que usted sea escéptico a su esplendor, vale la pena volver a visitarlas frescas. Las remolachas frescas son deliciosas en escabeche, pulverizadas, hervidas, asadas, en jugo o crudas. Cuando compra la remolacha asegurarse de que sea lisa y firme y tenga las hojas todavía unidas. Las remolachas con hojas son una ventaja, las hojas se pueden cocinar como la espinaca. Para almacenar, cortar las hojas, para que la raíz mantenga su humedad y mantenga ambas en la nevera.

Si no quiere trabajar mucho con la remolacha cruda, busque la marca francesa ‘Rocal’ empacada al vacío en su supermercado local gourmet. Ellas son un gran resuelve. Son libres de vinagre, cuestan aproximadamente lo mismo que las frescas y se mantienen de forma indefinida.

Consejos para Recetas

Para una sopa deliciosa y colorida pruebe la Sopa Picante de Tomate y Remolacha de CFYL. Una de las maneras más fáciles de hacer remolacha es asarlas. Quite y lavar las hojas. Cubra el fondo de una bandeja para hornear o bandeja para asar con papel de aluminio (para facilitar la limpieza). Coloque las remolachas en la sartén con un poco de agua para mantenerlas húmedas y deje asar durante 45 minutos a 375 grados. La piel debe salir fácilmente después de la cocción. Cortar las remolachas y úsalas como una colorida adición para las ensaladas. Cubra la rúcula con las remolachas asadas, nueces y queso de cabra para una rápida y delicia para los ojos y la boca.

Para preparar las hojas de remolacha, caliente un poco de aceite de oliva en una sartén, agregue ajo, cebolla y cocine durante aproximadamente un minuto. Luego añada las hojas de remolacha picada y cocine hasta que estén tiernas. Sazone al gusto con sal y pimienta o pruébalas en esta sabrosa Ensalada Caliente de Remolacha y Verduras.

 

Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one