• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Cocine y Siga Cocinando

Por Mila Loza • octubre 10, 2016

Después de separarme de mi marido y de mi segunda batalla con el cáncer de seno, la cocina tomó un significado completamente nuevo. Empecé a cocinar y a hornear. Para mi familia y amigos, ¡esto fue una sorpresa! He usado muchos sombreros, pero el de chef definitivamente no era uno de ellos. De hecho yo misma me impresioné cuando me inscribí en mi primera clase “Cook For Your Life” (Cocina Para Tu Salud) en el Hope Lodge mientras recibía tratamiento. Cuando entré en la cocina comercial en el Hope Lodge, fue intimidante. Sin embargo, Ann Ogden y su equipo fueron hospitalarios. Ann nos aseguró que sin importar que fuéramos novatos o que amaramos cocinar, íbamos a pasar una tarde divertida. Ella también dijo que íbamos a tener una deliciosa cena juntos y ciertamente ¡cumplió su promesa!

Todo lo que yo sabía hacer era pastel de carne. Sin embargo, aprendí una opción más saludable (i.e. combinación de pavo y pollo con zanahorias). El hinojo era nuevo para mí. Preparamos sopa de calabaza con esencia de hinojo. Cuando yo escuchaba la palabra ensalada, siempre pensaba en algo frío y usualmente crudo hasta que aprendí a preparar ensalada de vegetales al vapor, la cual es cocinada junto con una vinagreta de mostaza. También preparamos salsa de tomate rápida. Las técnicas de cocina fueron invaluables. Fue una fantástica velada con una cena completa ¡qué estuvo deliciosa! ¡Valoré el trabajo en equipo y el compañerismo con los otros pacientes/sobrevivientes/cuidadores!

Mi siguiente experiencia con Cocina Para Tu Salud fue en el City Cookhouse. Preparamos hummus y pita chips de trigo entero horneados. Siempre hay una primera vez para mí con Cocina Para Tu Salud. Esta vez fue la ensalada primavera de guisantes con vinagreta de mostaza. Cuando pienso en una hamburguesa con papas fritas, tengo que admitir que la hamburguesa de pollo picante al estilo hindú y los espárragos “fritos” al horno nunca se cruzaron por mi mente hasta esta clase. Las clases de cocina te animan a usar el mercado verde, a comprar productos de temporada, a usar hierbas y otros condimentos menos comunes para resaltar el sabor de los platos.

Aunque he disfrutado cada experiencia en Cocina Para Tu Salud, la pre-cena de Acción de Gracias del año pasado en NYU fue muy especial. Yo invité a mi hermana Yolanda, quien no cocina. Al principio ella se preguntó en qué se había metido, sin embargo, la motivé a “fluir con la corriente” y así lo hizo. Ese día preparamos sopa de verdes de invierno, pechuga de pavo asado al horno con puerros, fruta seca y batata, relleno de pan de maíz, y gratén de hinojo con tomates cherry. ¡La cena estuvo excelente!

¿Creería usted que Yolanda ha estado preguntándome todo un año cuando podemos ir a otra clase de Cocina Para Tu Salud? ¡Eso es extraordinario y es un testimonio de que “Cocina Para Tu Salud” impacta a comunidad a la que sirve!

¡El entrenamiento en las clases deCocina Para Tu Salud y su página web han hecho del cocinar /experimentar saludablemente con nuevas recetas, una manera de vivir para mí!

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now