• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Entrevista con una Experta – Moviéndose por la Vida

Por Ayleen López • abril 6, 2017

¿De dónde viene la inspiración para Moving for Life o Moviéndose por la Vida?

El concepto inicial de Moving for Life o Moviéndose por la Vida fue pensado por la co-fundadora Dra. Allison “Annie” Rosen, cuando experimentaba fatiga después de la quimioterapia y la cirugía para el cáncer de mama. Annie estaba viendo la televisión un día y decidió seguir una rutina de ejercicio de Richard Simmons. Hizo lo que pudo de la clase y descubrió que se sentía mucho menos fatigada al día siguiente. También notó que mientras ella no podía levantar los brazos o hacer algunos de los otros movimientos porque acababa de ser operada, incluso balanceándose con la música la ayudaba. Buscó investigaciones sobre el papel del ejercicio en la recuperación del cáncer. Se sorprendió al descubrir que la investigación mostraba la importancia del ejercicio aeróbico para la recuperación del cáncer. Ella le pidió ayuda a su amiga videógrafo, Jan Albert, para hacer un programa de ejercicios de video adecuado para pacientes con cáncer. Jan entonces me pidió que fuera parte del proceso pues soy fisiólogo de ejercicio y bailarina. Mi madre acababa de fallecer con cáncer de colon, así que quería ayudar a otros que sufren con esta terrible enfermedad.

Jan y yo trabajamos juntas para encontrar la música adecuada que sería sensible pero edificante y tenía otros amigos involucrados. Yo prepare la coreografía de nueve rutinas de baile diferentes que fueron cuidadosamente secuenciadas para que las mujeres pudieran hacer lo que pudieran. Las rutinas de baile utilizaron el concepto de educación somática, que se refiere a la conexión cuerpo-mente. Esto significa escuchar realmente cada sentimiento, estiramiento, sensación en su cuerpo y hacer un poco menos donde duele. Esto le permite mantenerse en movimiento y le permite emocionarse con el ejercicio. No teníamos los fondos inicialmente para hacer el DVD, así que llevé el programa a los hospitales y organizaciones que estarían interesados ​​en proporcionar estas clases para sus pacientes. Nos asociamos con SHARE Cancer Support, Gilda’s Club y el Jewish Community Center y empecé a impartir clases gratuitas como voluntaria. El mérito del trabajo significó que obtuvimos una subvención de Komen en el 2012, que nos proveyó el dinero para comenzar más clases y para completar el DVD.

Ahora tenemos 15 profesores en el área de Nueva York y hemos ampliado más allá del cáncer. Tenemos una gran variedad de clases tanto para pacientes con cáncer como para sobrevivientes y también para aquellos que tienen otras enfermedades o que desean evitar desarrollar enfermedades.

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio para pacientes de cáncer de mama y sobrevivientes?

Las investigaciones han demostrado que el ejercicio aeróbico contrarresta la fatiga, ya que está creando un sistema de entrega de sangre y oxígeno más eficiente al aumentar su capacidad aeróbica. El ejercicio aeróbico es el tipo de ejercicios que realmente utiliza los pulmones y te hace sudar. Tenemos que hacerlo de una manera que mantenga a la gente motivada y dentro de una gama que no haga daño al cuerpo o entre en actividad anaeróbica, donde usted no utiliza el oxígeno de sus células. El ejercicio también ayuda con el linfedema, la neuropatía y también reduce el riesgo de recurrencia del cáncer.

¿Cuáles son los mayores problemas que enfrentan los pacientes con cáncer de mama cuando se trata de movimiento?

La fatiga es común en todas las personas con cáncer. Para el cáncer de mama, la eliminación de los ganglios linfáticos causa linfedema en los brazos y reduce el rango de movimiento post-cirugía. En el momento en que comenzamos Moving for Life o moverse por la vida, vimos hospitales traer máquinas que aprietan los tobillos para empujar la linfa de nuevo al corazón. Esto simula el caminar, ya que caminar es lo más importante que puedes hacer para devolver la linfa al corazón. No hay una máquina equivalente para ayudar con la linfa en los brazos y la gente no se da cuenta de que hay ejercicios que pueden hacer para devolver la linfa al corazón. Utilizando mi conocimiento como fisiologa del ejercicio, pensé en los movimientos que ayudan a drenar esta linfa. Los pacientes también pueden tener problemas con la neuropatía, que es una sensación de hormigueo en los brazos o las piernas causada por la quimioterapia o la radioterapia.

¿Existen ejercicios específicos que son más adecuados para pacientes con cáncer de mama?

Sí existen y es por eso que usamos diferentes movimientos de los que tendría en sus clases de ejercicio típico. Inyectamos ejercicios específicos para ayudar a los pacientes con sus efectos secundarios, como presionar los pies en el piso para ayudar con la neuropatía. También decimos a nuestros estudiantes qué queremos que hagan lo mejor que puedan, pero que cambien los movimientos para sentirse bien por su cuerpo. El ritmo es completamente individual.

¿Cuales son las preguntas comunes que le hacen los pacientes con cáncer de mama o supervivientes?

Al principio, simplemente se trataba de tranquilizar a la gente de que era un mito el que no se supone que se mueva durante el tratamiento del cáncer. Ahora los médicos están recomendando a la gente el moverse durante las fases de tratamiento, pues la investigación ha demostrado la importancia del ejercicio durante la recuperación. Para abordar otras preguntas, he desarrollado una serie de conferencias sobre temas específicos como el papel del ejercicio en la salud mental y la creación de su propio programa de ejercicio personalizado. Ofrezco conferencias gratuitas una vez al mes en el Beth Israel Hospital sobre estos temas.

¿Cuál es la parte más gratificante de su trabajo?

Mi co-fundadora Jan siempre me dijo que lo que la mantenía inspirada era ver a la gente entrar triste y salir con sonrisas en sus rostros. Me inspiré en una expresión hecha por un estudiante en uno de nuestros estudios que tenía espejos. Mi estudiante me dijo: “Cuando llegué aquí por primera vez, odiaba mirarme al espejo, pero ahora estoy feliz”. El éxito de Cook For Your Life o Cocina Para Tu Salud es también una de mis historias felices. Su fundadora Ann asistió a nuestras clases y fue en parte la energía que obtuvo al hacer las clases lo que la inspiró a ayudar a la gente mediante la creación de Cook For Your Life.

Una de las historias más divertidas que tengo es cuando un artículo sobre Moving For Life fue publicado en una revista japonesa. Esto provocó que un par de damas vinieran a Nueva York para entrenar como instructoras Moving for Life, así que ahora tenemos clases de Moving For Life en Japón.

¿Qué recomienda para las damas que pueden estar demasiado mal para asistir a su clase o para aquellos que viven lejos?

Estamos tratando de expandirnos a barrios fuera de Nueva York, pero esta es una de las razones por las que creamos el DVD que enviamos por todo el mundo. También estamos examinando el potencial de transmitir clases en línea para que la gente pueda seguir desde su hogar.

Para obtener más información sobre Moving For Lifeoprima aquí.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now