• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Herramientas Principales

Por Mila Loza • enero 2, 2017

Usted no necesita recolectar los últimos, más caros utensilios de cocina para cocinar comida rica y saludable. Las herramientas principales de la cocina se pueden comprar a precios relativamente bajos. Las tiendas de suministros de restaurantes son baratas, pero pueden parecer complicadas, ya que tienen inventario para profesionales. Sin embargo, la mayoría de tiendas de artículos del hogar son muy caras, pero el Internet puede ser un buen lugar para encontrar ofertas de fabricantes conocidos.

Los artículos de cocina de un cocinero pueden parecer como la caja de herramientas de cualquier cocinero, pero para las personas que tratan con cáncer y el tratamiento, todo el equipo es diferente. Por ejemplo, el peso y fácil manipulación se hacen factores significativos cuando la pérdida de fuerza y cansancio son hechos de la vida diaria (temporales, esperamos). Por ello, el truco de un cocinero: Cuando se trata de seguridad y facilidad de uso, el viejo refrán “Usted obtiene lo que paga” puede aplicar aún. Así que he aquí el menú de CFYL del bulto esencial de un cocinero:

Cuchillos – en la punta del trabajo de cocina, debe sentirse confortable y en control. Un cuchillo sólido, ya sea con mando de madera, compuesto o plástico, debe sentirse bien en su mano. Los cuchillos pueden ser una buena inversión, pero el confort y filo son lo que más importa, y más dinero no necesariamente compra un mejor cuchillo.

Usted necesitará tres cuchillos básicos.

– Cuchillo de Chef (cuchillo más grande para cortar, cortar en cubos y picar).

– Cuchillo de Cocina (cuchillo pequeño para pelar y para trabajos más pequeños).

– Cuchillo para Pan Serrado (Cuchillo grande con filo serrado para cortar pan, también funciona bien para tomates maduros).

Afilador de Cuchillos – Hay muchos fáciles de usar que cuestan sólo $10.00. Ellos aumentan la vida útil de los utensilios que usted acaba de comprar, y mantendrán su cocina más segura evitando los malos filos que causan desliz.

Sartenes – Intente comprar un sartén de 10″ de diámetro y uno o dos más pequeños. Si compra sartenes y ollas antiadherentes, aléjese del teflón, ya que se ha descubierto que suelta carcinógenos en la comida, incluso a temperaturas medias. Las ollas de aluminio anodizado son una alternativa más segura. El proceso de anodización sella el aluminio de manera que no contamine la comida, y es la opción anti-ralladuras y antiadherente ideal. Tanto Calphalon y All Clad son marcas que ofrecen ollas y sartenes de aluminio anodizado. Las sartenes y ollas de hierro forjado también son una opción segura, y pueden añadir hierro a sus comidas, pero las mismas pueden ser pesadas. Si usted prefiere el hierro forjado, compre en una tienda de campamento, ya que los sartenes son más baratos que el grupo completo.

Ollas para salsas – Trate de comprar aluminio anodizado también. Si usted compra ollas genéricas en el supermercado, asegúrese de que no sean muy finas, ya que esto afecta la distribución de calor. Tener diferentes tamaños es conveniente, y muchas veces usted puede conseguirlas más baratas en una combinación de pequeñas, medianas y grandes.

Tapas – La mayoría de los sartenes ahora vienen con tapa, y usualmente usted puede conseguir juegos de ollas que tienen una tapa que sirve a tres ollas. Pero al menos asegúrese de que tenga una tapa que sirva a una olla de salsas mediana, de manera de poder mantener la humedad cuando cocina arroz integral y legumbres.

Tablas de Cortar – Una absoluta necesidad, las tablas de cortar vienen en un rango de calidades y precios. La madera es mejor, pero el plástico es mucho más barato. Si puede, compre una tabla de cortar de madera gruesa para vegetales, frutas, etc., pero compre una de plástico para pescado y carnes, ya que ellas son resistentes al lavaplatos. Sin importar el material, las tablas de cortar deben dedicarse ya sea a la carne, pollo o pescado, o frutas y vegetales. Si su tabla de cortar no tiene una superficie anti-resbalante en la parte inferior, coloque una toalla húmeda abajo para prevenir que se deslice.

Bandeja dura o para rostizar – Usado para tostar y hornear, estas bandejas de lata sólo tienen que ser grandes y muy rígidas y duraderas. Estas se pueden encontrar por alrededor de $10.00.

Bandeja para galletas – Quizá el más feliz recordatorio de la niñez que puede tener una cocina. El más simple de los utensilios es también muy barato, y no tiene que ser de extremada calidad, sólo relativamente rígida.

Recipiente para mezclar – Estos pueden ser de acero inoxidable o vidrio, pero el vidrio trabaja bien si usted quiere que también sirvan para servir. Intente comprar un juego de pequeños, medianos y grandes. El bol es un objeto tan icónico que no hay necesidad de comprar marcas de diseñador en esta categoría.

Batidor de mano mediano – Los batidores de mano (o de globo), popularizados por Julia Child, son herramientas importantes y satisfactorias para incorporar aire en las claras de huevo o crema. Intente comprar uno con un mango rígido y con al menos 8 lazos de alambre.

Espátula resistente al calor – Esto es tan necesario como puede ser una herramienta de cocina. Asegúrese de seleccionar una rígida, duradera y resistente al calor. No debe costar más de $5.00.

Colador – Para drenar pastas o blanquear vegetales, un buen colador es esencial, y de metal – que puede colocarse directamente en agua hirviendo – no es más caro que plástico. Busque uno que sea de acero inoxidable con mangos en los lados. Estos cuestan alrededor de $10.00 o menos.

Exprimidor de Ensaladas – Estos artefactos centrífugos son esenciales porque hacen muy sencillo el lavar verdes de hojas y vegetales, incluso más necesarios para remover pesticidas y tierra (especialmente importante para alguien con un sistema inmune debilitado). En plástico de alta duración, estos cuestan alrededor de $12.00.

Tazas de medir – Plástico, metal, azul, rosa, lo que sea, siempre que midan. Usted puede comprar estas tazas muy baratas, y para aquellos nuevos a la cocina, o profesionales usando nuevas recetas, son requeridas constantemente.

Jarra de medir – Medir líquidos generalmente requiere más volumen que medir sólidos. Estos medidores más grandes también son baratos, y son una alternativa más ordenada a intentar medir en una taza de medir normal. Usted puede comprar de plástico o vidrio, pero el vidrio se mantiene mejor en el lavaplatos.

Cucharas de madera y al menos una cuchara agujereada – Este querible objeto es tan viejo e incambiante como cualquier otra cosa que usa un cocinero – y generalmente lo ama. Una cuchara de madera le ayudará más de lo que usted cree, y la versión agujereada es genial para estofados, empanadas, risotto, ravioli, etc. Usted no podrá tener nunca demasiadas de estas, y son lo suficientemente baratas como para comprar muchas. Si usted está en una tienda en la que estas son caras, váyase.

Batidor de Inmersión – Quizá no es esencial, pero es increíblemente útil. Los batidores de inmersión son batidores eléctricos que mezclan y trituran la comida en un contenedor. Otros nombres para estos incluyen “batidor de palo”, “batidor de vara” y “batidor de mano”.

Cedazo/Tamiz – Ideal para quitar grumos de ingredientes secos, estos artículos también son geniales para lavar cerezas. Este es un estándar de baja tecnología, así que compre el más barato que consiga, sólo asegúrese de que los orificios son pequeños.

Abrelatas – Por supuesto, ya usted tiene uno, pero son relativamente baratos – incluso los buenos van de $5.00 a $7.00 — así que por qué no comprar un repuesto. Asegúrese de que tenga un mango grande para confort y buena palanca. Si el suyo viejo ya no abre como antes, compre uno nuevo. Sus manos y muñecas se lo agradecerán.

Pinzas – Estos “agarradores” son importantes para la seguridad cuando usted necesita manipular alimentos en la cocina. Asegúrese de que sean rígidas y tengan un buen resorte. A no ser que usted las esté usando para cocinar a la parrilla, no hay necesidad de comprar las más largas. La versión regular le costará alrededor de $3.00.

Rallador de Caja – El rallador de 4 lados y 4 tamaños de caja es ideal para rallar queso al tamaño deseado, ya sea en tiras para omelettes o granos pequeños de queso parmesano para pasta. Estos son realmente baratos, y no hay necesidad de gastar de más. Sólo asegúrese de que parezca duradero, ya que algunos quesos duros se rehúsan a ser rallados. El filo importa, ya que un rallador, como un cuchillo, es menos seguro cuando no está afilado. El precio debe ser de $10.00 o menos.

Rallador de Microplanos – Excelente para especias y artículos más pequeños, como nuez moscada, para la que un rallador de caja puede ser torpe. No debe costar más de $15.00.

Pelador de frutas y vegetales – Los sencillos son realmente baratos, pero compre uno con un mango que se sienta bien en sus manos. Incluso con un buen mango, no debe costar más de $12.00.

Cacerola honda o plato para hornear – Este clásico viene en hierro forjado, aluminio o acero inoxidable. Aquí, vendría bien gastar algo de dinero (los precios varían mucho), ya que la durabilidad cuenta. El detalle más importante es comprar uno que sea fácil de retirar de un horno caliente.

Guantes para Horno – Contrario a los comentarios sin fundamentos, la Reina de Inglaterra no viste guantes para horno. Sin embargo, son el elemento de moda de rigor para las manos de un chef. Tomar cosas de un horno caliente puede ser una experiencia temeraria si usted se siente débil. Los guantes con mangos de hule protegen sus manos del calor y hacen más sencillo sostener las cosas. Deben costar alrededor de $15.00.

Amasador – Esta fundamental herramienta para hornear es barata y hace de aplanar una masa una tarea fácil. Siempre que sea fácil de usar, no hay razón para no comprar el más barato y sencillo — alrededor de $5.00.

Contenedores de Vidrio – Las sobras son geniales, pero los BPA son temibles, así que compre contenedores de vidrio en lugar de plástico, especialmente si suele recalentar en un microondas.

Papel de Aluminio – El papel de aluminio es infinitamente útil y puede usarse para preparar bandejas o sartenes para tener que limpiar menos – importante cuando usted quiere conservar preciosas energías al cocinar.

Papel Plástico – Este es un maravilloso producto por el que nos preguntamos cómo hacían los chef de la antigüedad sin él. Es el milagro que le permite a los directores de Hollywood decir “¡Eso es una envoltura!” al terminar de filmar una película.

Procesador de Alimentos – A pesar de que muchas cocinas y cocineros lo hacen bien sin estas maravillas, es un dispositivo que puede ahorrar mucho tiempo y energía con cortar, picar, etc. Hoy en día tienen precios accesibles, y están disponibles en muchas variedades. Si usted puede, compre uno bueno con garantía del fabricante.

Batidor Eléctrico – Los batidores de mano funcionan bien para hornear, pero si usted bate mucho sin la ayuda de un batidor eléctrico, puede terminar viéndose como un participante en un torneo de pulso.

Cucharón – Usted puede usar una taza para medir como cucharón, pero uno real es una solución elegante.

Wok – Este agraciado objeto con un origen asiático es básicamente una sartén de lados empinados, y es útil – incluso esencial – para sofreír correctamente.

Desbastador de Carne – Probado y cierto, un desbastador de carne mantiene la carne y las aves para rostizar húmedas y tiernas.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now