• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Gene Tunney, campeón mundial de pesos pesados que le ganó a Jack Dempsey para el título de 1920, tenía un credo simple: Tome dos cuartos de galón de leche al día y no piense en nada más que en boxeo. Sus creencias en los beneficios de la leche reflejaron una lealtad nacional para lo que pudo ser llamado “la gran esperanza blanca”.

shutterstock_300572339

En América nos han dicho bastante que la leche es una bebida maravillosa, como el vino para los franceses. Pero así como comer muchas espinacas no nos darán la fuerza de Popeye, estudios recientes han demostrado que la leche, por si sola, no tiene el poder para hacernos ganar o perder peso y por sí sola no puede ayudar a fortalecer los huesos.

A pesar de esto, vale la pena tener leche en su refrigerador. De acuerdo a la Clínica Mayo, la leche puede ser un gran aperitivo y una mejor manera de calmar el hambre que papitas, totopos u otras opciones no saludables, también puede ser una buena opción si siente que no tiene energías. Para aquellos bajo tratamiento, puede ser una gran manera de obtener proteínas en su dieta. La leche contiene carbohidratos, proteínas y electrolitos como el sodio y el potasio. También ofrece calcio, fósforo y usualmente es fortalecida con vitamina D.

Cuando estemos decidiendo qué tipo de leche comprar, tenemos una serie de decisiones que tomar. ¿La queremos descremada, 2%, entera, orgánica, libre de lactosa o libre de hormonas? Ha habido años de debate e investigaciones – aún en curso – acerca de cuál leche es mejor para la salud, pero por ahora, se concluye que depende de su gusto personal y necesidades.

Si usted está teniendo problemas con el mantenimiento de peso, la leche entera es siempre la mejor opción. También vale la pena recordar que la leche entera sólo tiene 3.25% de grasa, en comparación con la que es 2% libre de grasa – por lo tanto, la leche entera no es muy alta de grasa. Si usted está tratando de perder peso, reducir la grasa puede ser una forma útil de reducir las calorías, pero sólo ayudará en el contexto de un déficit total de calorías.

Su próxima opción: ¿orgánica o convencional? El jurado aún no ha dado su sentencia. De acuerdo al USDA, las vacas que han sido tratadas con hormonas de crecimiento y antibióticos no producen leche distinta a las vacas que no han sido tratadas (los que tienen el sello de orgánicos).

Consejo de Ann

Si es posible busque leche de vacas alimentadas con pasto cuando sea posible, (debería decirlo en la etiqueta) y si eso no es posible, compre orgánica. Se habla mucho acerca de los beneficios de la leche cruda. Es ilegal en muchos estados, pero aún si fuese legal en el suyo, no es una buena idea si su sistema inmunológico ha sido comprometido por el tratamiento. También, el cáncer y tratamientos para el cáncer pueden causar problemas gastrointestinales y algunas personas pueden experimentar intolerancia a la lactosa como resultado. Si es este el caso, es mejor permanecer alejado de la leche de vaca y probar otras opciones como la leche de cabra, leche sin lactosa o soja sin azúcar añadida y leche de almendras.

Consejo de Receta

Cuando esté haciendo Saludable Avena con Frutas, agregue un poco de leche sobre ella para darle más energía y sabor. La leche hace pudines reconfortantes, como el Pudín de Arroz Inspirado en Islandia y el Dulce Halva de Zanahorias. También es un ingrediente necesario en muchas recetas fáciles de hacer, como nuestra deliciosa Panecillos Integrales de Yogur y los Bolillos de Manzana y Maple.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now