• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Naranjas

Por Chelsea Fisher • febrero 27, 2017

Placer Cítrico

Por Chelsea Fisher

Las naranjas pueden parecer como humildes acompañantes para el desayuno, pero realmente esta fruta es un campeón en el renglón nutritivo.

¿Cómo así? Pues, piense en esto: De acuerdo al American Institute for Cancer Research las naranjas contienen un número de fitoquímicos, incluyendo criptoxantina y flavonoides, han probado que pueden ayudar a combatir algunos tipos de cáncer. La criptoxantina, que se encuentra en otras frutas además de las naranjas, como los mangos, mandarinas y papayas, también ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer cervical. Los carotenoides, que se encuentran en muchas frutas y vegetales color naranja, pueden inhibir el crecimiento de células cancerígenas y ayudar al sistema inmune. Los flavonoides inhiben el crecimiento de tumores y pueden aumentar la producción de enzimas desintoxicantes. Las naranjas también son buena fuente de tiamina, folato, potasio, fibra y, por supuesto, vitamina C, todos necesarios para mantener la salud celular. Muy buen currículum para una sola fruta.

El jugo de naranja es una gran manera de obtener los beneficios de la fruta. Para obtener todo el potencial nutricional, es mejor hacer jugo de naranjas frescas en lugar de comprar jugo ya exprimido.

Pero no sólo beba sus naranjas pues el jugo tiene menos fibra y mucho menos de los nutrientes beneficiosos que se encuentran en la pulpa y que cubren la carne de la fruta.

A pesar de que las naranjas están disponibles todo el año, tienen temporadas específicas cuando están en su mejor punto, los meses entre Noviembre hasta Abril son pico para variedades de ombligo – las mejores para comer – y de Febrero a Agosto para las variedades de piel más delgada como Valencia. Las menos comunes, las naranjas de sangre, son apreciadas por su jugo rojo oscuro. Estas llegan al mercado en Enero.

Consejo de Ann

Para jugo fresco todos los días, compre un exprimidor eléctrico, que es una gran inversión para la cocina. A nosotros nos gustan los exprimidores hechos por Brevill and Braun.

Si usted encuentra que el jugo es demasiado ácido, diluyelo en un poco de agua – 1/3 taza de agua por cada 1 taza de jugo o al gusto.  Compre naranjas que estén firmes, con piel suave y pesadas para su tamaño.

También recuerde que las naranjas más pequeñas son muchas veces más jugosas.  Yo encuentro que el mantener las frutas cítricas en el refrigerador aumenta su jugosidad. El color naranja de una naranja no necesariamente indica si está madura, especialmente en el caso de las Valencia. Incluso cuando parezca un poco verde, pueden saber muy bien.

Consejo de Receta

Las naranjas son ricas con hinojo como simple ensalada. Rebane el hinojo y naranja y añada una vinagreta hecha de vinagre de vino tinto, un poco de aceite de oliva, sal y pimienta.  El jugo de naranja también hace una marinada genial para carnes y pescado, añadiendo sabor y preservando la humedad. La ralladura de una naranja también tiene beneficios para la salud, pero cuando use ralladura, es mejor comprar naranjas orgánicas para evitar pesticidas.  Pruebe nuestro Pudín de Chocolate a la Naranja y vea cómo usar la ralladura de naranja puede dar mucho sabor a un postre básico.

Más Artículos Como Éste

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now