No soy un gran fanático de los jugos de frutas y verduras. Sí, extrae sus nutrientes pero también todos los azúcares, mientras tira a la basura la fibra que ayuda a nuestros cuerpos a asimilar estos azúcares lentamente. Los batidos, por otro lado, usan toda la fruta o verdura y son ricos en fibra y nutrientes. Aquí hay algunas ideas para ustedes. ¡Mira y aprende!

Batido de Almendras, Bananas y Arándanos

Siempre he amado la mantequilla de almendras. ¡Fue amor a primer bocado! La mantequilla de almendras es un genial artículo de despensa. No sólo es deliciosa para untar en tostadas o añadir a aderezos de ensaladas, sino que añade riqueza y calorías nutritivas a los batidos. Este Batido de Almendras, Bananas y Arándanos vegana se basa en almendras y sabe delicioso, suave y dulce. Es ideal para sorber si usted está intentando mantener su peso durante el tratamiento contra el cáncer, si las molestias bucales le generan problemas para tragar o si sólo le apetece una bebida dulce y nutritiva para acompañar su desayuno. ¡Es hora de sacar la licuadora!

Batido Verde de Col

La col parece ser una opción extraña para un batido, pero esta es una manera genial de tomar sus verdes. Y sabe realmente bien. ¡Comprúebelo!

Batido de Naranja y zanahorias con jengibre y dátiles

Añadir vegetales a su batido es una gran manera de obtener una merienda saludable y nutritiva. Las zanahorias y naranjas cargan esta bebida de beta-caroteno y vitamina C, además hemos añadido semillas de linaza molidas y dátiles para un incremento de omega-3, minerales con dulzura natural.

Batido de Aguacate y Piña

Este batido de aguacate y piña no es un batido normal. Es tan grueso y espeso que puede comerse con una cuchara. El aguacate le da una cremosidad increíble, como la de un pudín y mucha grasa saludable

Batido de Chocolate y Quinoa

¡He aquí otra genial manera de usar quínoa cocida! Hace de este divino Batido de Chocolate y Quinoa es una bebida rica en proteínas que mantendrá las calorías viniendo. Onza por onza, el néctar de agave sabe dos veces más dulce que el azúcar, lo que le hace un ingrediente genial para endulzar bebidas. Si usted no está familiarizado con usarlo, yo sólo añadiría la mitad del néctar de agave, batir y probar el trago antes de añadir más, una cucharada a la vez.