Cuando hace calor, es muy fácil preparar bebidas deliciosas y refrescantes como una magnífica alternativa para evitar las gaseosas (sodas) comerciales. Ann ha seleccionado algunas de nuestras bebidas favoritas para compartir con usted. Todas estas bebidas son fáciles de preparar y al final pueden llevar un poco de agua mineral o agua con gas para darles un toque más agradable. Son refrescantes y contienen poca azúcar pero muchísimo sabor. Son muy buenas para tomar en pequeños sorbos, y pueden ayudar a combatir los cambios gustativos que suelen ocurrir con la quimioterapia. ¡Mire bien y aprenda!

Agua burbujeante de frambuesa

Esta es una manera genial de preparar bebidas burbujeantes y muy refrescantes, con un ligero sabor a fruta, perfectas para un caluroso día de verano. Ann utiliza frambuesas congeladas, un poco de menta y agua con gas (soda) común para preparar una bebida afrutada completamente natural, que es una buena forma de combatir los cambios gustativos producidos por la quimioterapia. ¡Mire bien y aprenda!

Limonada de mango

Esta maravillosa limonada de mango es una bebida tropical creada por la chef Naxielly Domínguez, y es simplemente deliciosa para una tarde de calor. Además de calmar su sed y refrescar su paladar, esta bebida es muy saludable. El mango contiene muchas vitaminas, especialmente A y C, además de vitaminas E, K y B6. ¿Quién hubiera pensado que una bebida refrescante pudiera ser tan beneficiosa? ¡Mire bien y aprenda!

Agua de menta y pepino

El agua de menta y pepino es sin duda una de las cosas más refrescantes que hay. Cuando hace calor, la frescura de esta bebida combatirá hasta la sed más extrema, y para aquellos cuyas papilas gustativas han sido afectadas por los tratamientos contra el cáncer, esta frescura puede ser una bendición. Cuando los pacientes reciben quimioterapia, incluso el agua puede tener un sabor horrible: un gusto metálico o incluso aceitoso. El fresco sabor de la menta y del pepino elimina esas sensaciones desagradables y logran que beber agua sea agradable otra vez. ¡Mire bien y aprenda!

Agua de Jamaica (hibisco)

El agua de flor de Jamaica (hibisco) es una bebida maravillosa para tomar durante los tratamientos de quimioterapia. Nuestra versión combina jamaica con jengibre, una gloriosa mezcla que produce un té magnífico, de color rojo rubí, rico en vitamina C, betacaroteno y flavonoides antioxidantes. Las flores de hibisco secas tienen un magnífico sabor ácido que neutraliza de una manera agradable cualquier mal sabor que pueda haber en la boca, ocasionado por los medicamentos de la quimioterapia. Además, como beneficio adicional, reduce la hipertensión. El jengibre aporta su sabor picante, refresca el cuerpo y ayuda en la digestión. Pruébela con hielo para disfrutar de una bebida diferente y muy refrescante para el verano. Es deliciosa.