Los feriados como el Día de Acción de Gracias nos dan la oportunidad perfecta para hacer caldos caseros hechos con las sobras, ya bien sea del pavo o de las verduras. Los caldos son un componente básico de las comidas sabrosas y son muy fáciles de hacer en casa, además de baratos. Cuando usted hace el suyo, evita las enormes cantidades de sal (los productos con bajo contenido de sodio siguen tienen mucha), GMS y otros aditivos que los fabricantes utilizan. Eche un vistazo a esta introducción para obtener más información básica sobre estos. Las clases le mostrarán cómo de fáciles son de hacer y de almacenar. ¡La esencia sabrosa de su pavo de Acción de Gracias puede vivir en su congelador! ¡Mire y aprenda!

Caldo de Huesos de Pollo

¿Se pregunta qué hacer con las sobras del pavo del Día de Acción de Gracias? ¡Haga caldo de hueso! El caldo de huesos no sólo es bueno para usted, sino que también se puede utilizar como base para todo tipo de sopas y guisos. Este corto vídeo le muestra cómo de fácil es hacerlo y cómo de barato es, ya que está hecho con ingredientes que usted botaría, como las sobras del pavo del Día de Acción de Gracias o el pollo asado. ¡Haga lo mejor de las sobras! ¡Mire y aprenda!

Caldo de Piel de Vegetal

Si no le gustan los desperdicios en la cocina, este caldo vegano facilísimo de hacer es para usted. Está hecho de pieles de verduras que habitualmente botaría. Los feriados como el Día de Acción de Gracias nos hacen generar muchos desperdicios como son estas pieles de verduras. Normalmente las pongo en una bolsa y las guardo en la nevera, o las congelo para utilizarlas más tarde en cualquier evento, vale la pena. Si piensa en lo que ha gastado en caldos de verduras en lata o en conserva, ¡este caldo ligero y delicioso se puede considerar “virtualmente” gratis! ¡Pruébelo!

Póngalo en una bolsa y congélelo

Los caldos se congelan fácilmente. Aprenda a congelarlos de manera que ahorre espacio para que pueda almacenar grandes cantidades en cualquier congelador, ya sea en la parte superior de la nevera de un pequeño apartamento de la ciudad de Nueva York o en un congelador grande en un sótano suburbano.

Caldo de Verduras

Encuentro demasiado salados y fuertes en sabor muchos caldos de verduras comercializados. Tienden a arruinar los sabores de los ingredientes que cocino, así que prefiero hacer los míos. Son muy fáciles de hacer y requiere sólo unos pocos alimentos básicos como zanahorias, apio, cebolla y ajo. ¿Quiere ver cómo? ¡Mire y aprenda!