El verano es la época de las ensaladas, pero las ensaladas de verano no son todas iguales. Muchas no son particularmente nutritivas, otras llevan demasiado aderezo y tienen demasiadas calorías, y la mayoría son tan aburridas que es difícil entusiasmarse con ellas. Pero no es el caso de estas ensaladas. La selección de ensaladas de verano que ha hecho Ann deleitará su paladar y le dará a su cuerpo la nutrición que necesita. Ann le mostrará cómo lo saludable y lo nutritivo pueden ir de la mano en sencillas ensaladas repletas de sabor y preparadas en un santiamén. ¡Mire bien y aprenda!

Ensalada de remolacha asada y rúcula

Esta ensalada de remolacha (beterraga, betabel) asada y rúcula (arúgula) es una manera excelente de comer remolachas. El sabor ligeramente picante de la rúcula contrasta a la perfección con el dulzor concentrado de las remolachas, mientras que los frutos secos añaden proteína. Una ventaja adicional es que la rúcula pertenece a la familia de las crucíferas, vegetales súper beneficiosos. No solamente es deliciosa, sino muy buena para usted. Me gusta utilizar la rúcula italiana de hojas pequeñas o rúcula silvestre, si está disponible, por su sabor intenso y ligeramente picante. Para incorporar proteína extra, pruebe desmenuzar un poco de queso de cabra o queso feta sobre la ensalada antes de servirla.

Ensalada fácil de maíz y tomate

Esta ensalada cocida de maíz (choclo, elote) y tomate es una ensalada de verano que va muy bien cuando cocina en la parrilla. Reúne a tres protagonistas favoritos de un menú de verano: maíz, tomates y albahaca. Tiene un sabor maravilloso y es excelente. Y lo mejor de todo es lo fácil que es. ¡Mire bien y aprenda!

Ensalada veraniega de farro

Esta sencilla ensalada de farro (tríticum) no requiere cocción y es perfecta para el verano. Simplemente se basa en esta antigua gramínea, que se remoja la noche anterior. Todas las verduras crocantes que lleva están llenas de sabor, vitaminas y minerales, además de fibra, lo cual hace que sean magníficas para una supervivencia saludable. También es un plato perfecto para prepararlo con antelación y tenerlo listo para cuando se sienta cansado por el tratamiento. He sugerido añadir el farro gradualmente. Creo que la proporción adecuada de farro y verduras es mitad y mitad, pero puede agregar más cereal, o más verduras, según su gusto. ¡Que la disfruten!

Ensalada de sandía y queso feta

El sabroso gusto de la sandía dulce, el queso salado y el amargo de la rúcula (arúgula) son una combinación divina. Para que la receta quede lo mejor posible, elija una sandía dulce y madura. Una buena forma de averiguar si la sandía está a punto es golpearla con el dedo antes de comprarla: si suena hueca, está lista para comer. Córtela en cubos y mézclela bien para disfrutar de una deliciosa ensalada veraniega. ¡Mire bien y aprenda!

Ensalada de repollo del chef Mark

El chef Mark D’Alessandro creó esta deliciosa receta de ensalada de repollo para nuestra primera serie de clases de comida saludable patrocinada por Aetna, para sobrevivientes latinas del cáncer de mama. Las verduras crucíferas brindan protección a las sobrevivientes del cáncer de mama, por lo que quisimos preparar un plato delicioso que las utilizara de una manera familiar. La solución del chef fue eliminar la famosa lechuga tipo iceberg y reemplazarla por repollo chino (Napa) y así lograr una ensalada súper crocante y llena de elementos nutritivos. Desde entonces, ha sido una de las favoritas en todas nuestras clases. ¡Mire bien y aprenda!