Las lentejas son las legumbres secas más fáciles de usar. Ann le explicará cuáles son los diversos tipos y cómo utilizarlas. Las lentejas son baratas, de cocción rápida y, a diferencia de otras legumbres secas, no necesitan remojarse la noche anterior. No solo son deliciosas, sino que vienen repletas de minerales y vitaminas del complejo B, lo que las convierte en un agregado supernutritivo para su despensa. ¡Mire bien y aprenda!

Lentejas básicas

En esta receta básica, Ann le mostrará lo fáciles de cocinar que son las lentejas. Nunca volverá a comprar lentejas en lata.

Ensalada de lentejas y aguacate

Las lentejas no son solo para sopas de invierno. También quedan riquísimas en las ensaladas. En esta ensalada de lentejas y aguacate (palta), resultan absolutamente deliciosas. Se mezclan las lentejas con aguacate cremoso y se agrega una crujiente capa de berros, para lograr una ensalada llena de proteínas gracias a las lentejas, mientras que el aguacate y el sésamo (ajonjolí), por su parte, aportan grasas saludables. Es una delicia.

Sopa de lentejas con zanahorias al jengibre

Esta deliciosa sopa es rápida y fácil. Puede tenerla servida en la mesa en 40 minutos, de principio a fin. Convierte a la humilde zanahoria en la estrella del plato, y se espesa con lentejas partidas rojas, de cocción rápida. Las lentejas aportan vitaminas y minerales y le dan a la sopa un magnífico color dorado. ¡Mire bien y aprenda!

Sopa de calabaza "butternut"

Esta sopa de calabaza "butternut" (anco) se aromatiza con semillas de hinojo y se espesa con lentejas rojas. Es una sopa cremosa y rústica que, acompañada de un buen pan y una ensalada, hacen una comida perfecta. También es rápida de preparar: toma unos 35 a 40 minutos en total, especialmente si compra la calabaza ya cortada en su supermercado. Las semillas de hinojo ayudan a la digestión, la calabaza aporta vitaminas A, C y E, y las lentejas rojas añaden folato y minerales tales como el magnesio y el hierro, así como su atractivo color.