Porciones: 2
Tiempo de preparación: 20

Nadie en tratamiento debería dejar de comer pizza. Este delicioso plato, rico con el cremoso pizza de calabacines, queso ricotta y piñones está aquí para asegurarse de que todos puedan comer pizza, incluso aquellos en dietas blandas. ¡Encienda el horno y disfrute!

Preparación

  1. En una bandeja preparada con papel pergamino, pre-hornee la masa por 5-6 minutos, hasta que comience a ponerse firme.2. Mezcle el ricota con 2 cucharadas de aceite de oliva y jugo de limón. Sazone con sal y pimienta al gusto.
  2. Retire la masa de pizza del horno y unte la mezcla de ricota. Esparza la espinaca, rebanadas de calabacín y piñones sobre ella.
  3. Corte y sirva.

Ingredientes:

  • 1 masa para pizza de 6-8 pulgadas o ½ receta de nuestra masa para pizza (Ver Consejos de Ann)
  • ¾ taza de queso ricota
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3 cucharadas de piñones, tostados
  • ¼ taza de espinaca
  • ¼ taza de calabacín, muy finamente rebanado

Información Nutricional

Calorías

624 cals

Grasa

32 g

Grasa Saturada

11 g

Grasa Poliinsaturada

7 g

Grasa Monosaturada

12 g

Carbohydrates

64 g

Azucar

2 g

Fiber

4 g

Protein

23 g

Sodium

782 mg

*per serving

Powered by Edamam

Consejos de Ann

Si usted no tiene la energía o confianza para hacer masa para pizza, compre una preparada en su pizzería local o supermercado y use la mitad de ella. Congele el resto.
Para pizza con ingredientes completamente cocidos, usted puede saltear el calabacín con aceite por 3 minutos antes de añadirlo a la pizza.

 


Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here