• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Servings: 4 Prep time: 20minutos

Pasta de Espárragos, Frijoles y Almendras

Esta es una fácil manera de usar los pequeños y verdes espárragos que obtenemos en la primavera. También es un gran plato para preparar si usted se siente cansado. ¡Usted puede literalmente tenerlo listo en el tiempo que toma hervir la pasta!
La Pasta de Espárragos, Frijoles y Almendras es básicamente es una versión “esparraguizada” de una pasta olio aglio o peperoncino. Para más proteínas, hemos añadido ½ taza de frijoles de lima congelados. También hemos reservado agua de pasta para humedecer la salsa, en lugar de añadir más aceite. Sírvala con un trozo de parmesano en la mesa, listo para rayar sobre la pasta.

  1. Tueste las almendras rebanada en una sartén ancha hasta que comiencen a dorarse. Transfiera a un tazón y coloque a un lado.
  2. Lleve agua con sal a hervir en una olla grande. Añada la pasta a la olla y continúe hirviendo por 7 minutos o 3 minutos menos que las instrucciones del paquete. Añada los espárragos y frijoles congelados a la pasta hirviendo y cocine por 2 minutos. Reserve 1 taza de agua de pasta, luego drene la pasta y vegetales – deben estar un poco crudos.
  3. Entretanto, en un wok o sartén honda, caliente aceite de oliva a fuego medio. Una vez caliente, añada el ajo y el chile, si lo usa. Continúe cocinando hasta que el ajo esté ligeramente dorado, alrededor de 3 minutos. No deje que el ajo se queme.
  4. Añada el perejil a la sartén y sofría por 1 minuto. Añada ¼ taza de agua de pasta a la sartén y lleve a hervir. Añada las almendras y baje la temperatura a media. Si la sartén se pone seca, añada más agua de pasta, un poco a la vez.
  5. Añada la pasta drenada, espárragos y frijoles a la sartén. Remueva bien y añada el resto del agua de pasta, removiendo constantemente y dejando reducir. Rocíe con el queso rallado y una molida o dos de pimienta negra. Mezcle bien y cocine por otro minuto. Pruebe la sazón y sirva.

 

ann-tip

Consejos de Ann

Cortar espárragos es muy fácil, pero estos consejos pueden ser útiles para los que no están acostumbrados a cocinar con ellos. La dura raíz no debe comerse y debe retirarse antes de cocinarlos. Sostenga el espárrago por las puntas y dóblalo hasta que se rompa. Se romperá justo donde la parte no-comestible termina y el jugoso espárrago comienza. Para una forma mas clásica y satisfactoria, simplemente corte las raíces – alrededor de ½ a 1 pulgada.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now