• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Porciones: 4-8 Tiempo de preparación: 20 minutos

Peras Pochadas en Jengibre

La medicina China dice que las peras son refrescantes para el cuerpo, una cosa buena si usted está en tratamiento de quimio o radiación. Las frutas pochadas son mucho más fáciles de digerir que las crudas y más seguras de comer durante el tratamiento de cáncer. Pochar o rehogar es una técnica de cocina que consiste en someter un alimento a una cocción lenta con poca grasa y en sus propios jugos hasta que se ablande pero sin llegar a tomar color. Esta simple receta de peras pochadas hace un postre delicioso o un desayuno refrescante cuando se le acompaña de yogur griego. Las peras que usan no tienen que estar perfectamente maduras para que esta receta sea deliciosa — si no lo están, sólo aumente un poco el azúcar. Si le gusta, también puede usar miel, pero yo pienso que quita un poco el sabor de las peras. Para más chemo recetas de postre amistoso echar un vistazo a algunos de estos Dulces Antojos.

Oprima aquí para ver el video Tutorial

  1. Pele las peras y córtalas a la mitad a longitud. Retire las semillas con una cucharilla. Asegúrese de retirar las partes duras de la flor de la parte inferior de la pera. Ordene las peras en un círculo dentro de la sartén, con los cortes hacia arriba y las puntas finas hacia el centro.
  2. Añada el azúcar, jengibre y agua a la sartén. Lleve a hervir. Cuando el azúcar se haya disuelto, vierta el líquido y rebanadas de jengibre sobre las peras.
  3. Lleve las peras a hervir, luego cocine a fuego medio-alto. Cubra la sartén, baje la temperatura y cocine a fuego lento hasta que las peras estén suaves, alrededor de media hora. Bañe las peras con el líquido de cuando en cuando. A alrededor de 15 minutos de cocción, voltee las peras, con los cortes hacia abajo, para que se cocinen uniformemente. Revise la dulzura del líquido. Añada azúcar al gusto y un poco más de agua si las peras parecen secas. El jarabe debe ser claro, no grueso ni pegajoso.
  4. Cuando las peras estén blandas, apague la hornilla, dejando la tapa y deje que se enfríen en la sartén. Continuará cocinándose y soltaran algo más de su jugo al vapor.
  5. Descarte las rebanadas de jengibre. Ordene las peras sobre un plato para servir, con el corte hacia arriba. Sirva frías o a temperatura ambiente bañadas con el jarabe, decoradas con el jengibre cristalizado.

ann-tip

Consejos de Ann

Si usted está en quimio, con su sistema inmune comprometido, no es recomendable comer frutas crudas. Las peras pochadas son una manera genial de volver a incluir frutas en su dieta.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now