• Tel: (212) 799-3894
  • Email: info@cfyl.org

Servings: 6-8 Prep time: 45minutos

Pudín de Albaricoques al Vapor

En el Reino Unido, nos criamos con pudines al vapor. Para los británicos, invocan las fiestas “Dickensianas” y reconfortantes comidas de guardería. Los pudines al vapor son sencillos de hacer y casi imposibles de fallar al cocinar. Además saben muy bien. A diferencia de las tartas horneadas, usted no tiene que preocuparse de que se quemen.
Este fabuloso pudín está hecho de mi fruta congelada favorita. Lo adivinó, albaricoques. Mejor aún, es fácil de preparar. Usted necesitará un recipiente de cerámica de 4 tazas, preferiblemente con borde (o plato para pudín si lo tiene), algo de papel pergamino, hilo, un cubre manteles o portavasos y una olla grande con tapa.

1. Engrase el recipiente de cerámica con mantequilla y rocíe con la cucharada extra de azúcar y una cucharada del jarabe reservado. Apile la mitad de los albaricoques drenados en el fondo del recipiente y corte el resto en cubos grandes. Coloque a un lado.

2. Coloque la mantequilla suavizada, azúcar, huevos y agua de flor de naranja en un recipiente para mezclar grande. Añada la harina, harina de almendras, sal y polvo para hornear sobre la mezcla. Bata con un batidor eléctrico hasta que esté bien mezclada. Si la mezcla está seca, añada leche o un poco de jarabe de albaricoque para darle una consistencia que se caiga de la cuchara con un ligero movimiento. Cuidadosamente añada la mitad de los albaricoques en cubos. Apile la masa con cuidado en el recipiente, cubriendo los albaricoques. Aplane un poco la superficie con una espátula.

3. Corte un trozo de papel pergamino más grande que el borde del recipiente. Haga un doblez en el centro y coloque el papel sobre la superficie del recipiente doblando los bordes bajo el aro de borde. Asegure el papel, amarrando un poco de hilo alrededor del recipiente.

4. Coloque el recipiente sobre un salvamanteles o posavasos dentro de una olla grande. Vierta suficiente agua en la olla para que llegue a ⅓ de la altura del recipiente. Lleve a hervir. Cubra, baje la temperatura y cocine a fuego lento por 1 hora. Revise de cuando en cuando para ver que haya suficiente agua en la olla. Siempre añada agua hirviendo durante la cocción al vapor para mantener el calor, nunca fría.

5. Mientras se cocina el pudín, tome un batidor de inmersión y triture cualquier trozo de albaricoque junto con el jarabe reservado. Añada unas cuantas gotas de agua de flor de naranja si lo desea. Vierta en una olla pequeña y cocine a fuego lento hasta que el jarabe se espese por alrededor de 1/3. Coloque a un lado en una jarra y mantenga caliente.

6. Cuando usted y el pudín estén listos, retire el recipiente del agua y descarte el papel. Pase un cuchillo por los bordes para soltarlos, luego ponga un plato sobre el molde y voltee todo. Golpee el fondo del recipiente y levántalo. Usted tendrá un pudín con una corteza pegajosa de albaricoques caramelizados en el plato. Vierta la salsa de albaricoques caliente sobre él y sirva inmediatamente en trozos con crema entera o yogur griego.

ann-tip

Consejos de Ann

Los pliegues que hace en el papel permiten que el pudín se expanda al cocinarse. Una vez cocidos, los pudines al vapor no son complicados. Pueden mantenerse en el recipiente hasta que los necesite. Si usted encuentra la harina de almendras demasiado cara, sólo use 1 taza de harina todo uso. Este pudín usa una mezcla de harina de almendras y harina de trigo integral repostera, pero puede hacerse con harina todo uso. Sólo elimine la harina de almendras y use 1 taza de harina de trigo integral repostera. Coma todos los dulces con moderación ¡Un poco de lo que le gusta le hará bien, pero no se sobrepase! Los postres deben siempre ser una indulgencia, no un hábito.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now