Description

Nuestra misión es enseñar cocina saludable a personas tocadas por el cáncer. Yo adoro las albóndigas de pavo. Para mi, no pueden hacer ningún mal. Son perfectas para la pasta, sándwiches o como un bocadillo sana y riquísimo. Las hierbas frescas y verduras caramelizadas agregan mucho al sabor, tanto asi, que ni extrañarás la carne roja. Una vez cocinadas, son perfectas para congelar. Si no las usas todas, congele las sobrantes para un día largo cuando no quieres cocinar pero quieres algo deliciosa para compartir con toda la familia.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here