Description

En este caldo de vegetales que aprendí a hacer en la cocina de un monasterio zen, no hay nada malgastado. Pieles de cebolla, topes de zanahorias, cáscaras de patatas ... ¡todo va adentro! Lea la receta aquí.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here