Description

El agua con pepino debe ser uno de los tragos más refrescantes del planeta. En un caluroso día de verano, su divina frescura saciará la sed más fiera, pero para aquellos con paladares adormecidos por el tratamiento, está frescura puede ser celestial por otra razón. En quimio, el agua natural puede saber muy mal para los pacientes, metálica o aceitosa. El crujiente sabor del pepino quita todo eso y puede hacer del agua divina de tomar nuevamente.

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here