Roasted Beets - Cook For Your Life- anti-cancer recipes

Servings: 4-6 Prep time: 15minutos

Remolachas Rostizadas

Yo solía odiar la remolacha con pasión, y las he evitado la mayor parte de mi vida adulta. Creo que viene de haber sido forzada a comerlas en la escuela, frías y avinagradas, con “pescado misterio” blanco y puré de papas, un almuerzo desafortunado. Luego vine a América. Estaba en una cena de Acción de Gracias, cuando alguien había traído un plato de vegetales rostizados al banquete. Eras nabos, zanahorias, y, por supuesto, remolachas. Mi amigo me instó a probar siquiera una. Me sorprendí. El sabor no pudo ser más diferente de lo que recordaba, dulce, rico y profundo. Así que, si usted no gusta de la remolacha, sea valiente, pruebe estas. Se enamorará.


1. Pre-caliente el horno a 400 grados.


2. Corte las puntas de las remolachas y pele con un pelador. Córtelas a la mitad a longitud. Si las remolachas son grandes, quizá deba cortarlas en cuartos. Unte las piezas con las 2 cucharaditas de aceite de oliva y transfiéralas a una bandeja para galletas. Hornéelas hasta que estén suaves, alrededor de 40 minutos.

ann-tip

Consejos de Ann

Las remolachas tienden a tomar un buen tiempo en hornearse, así que siempre esté preparado para ello. Las remolachas vienen en todos los tamaños, desde inmensas hasta pequeñas. Para cocinarlas equitativamente, intente cortar todas las piezas de tamaños similares, ya sea comprando remolachas de tamaños similares, o cortándolas para que así lo sean. Para piezas más grandes, intente cubrir la bandeja con papel de aluminio para que estén listas en la mitad del tiempo.
Si sus remolachas vienen con verdes, no los descarte. Cocínelos como lo haría con las acelgas. Son sorpresivamente deliciosas.

Your Cart

The cart is empty

become a sponsor today! donate now