Roasted Beets
Porciones: 4-6
Tiempo de preparación: 15

Yo solía odiar la remolacha con pasión, y las he evitado la mayor parte de mi vida adulta. Creo que viene de haber sido forzada a comerlas en la escuela, frías y avinagradas, con «pescado misterio» blanco y puré de papas, un almuerzo desafortunado. Luego vine a América. Estaba en una cena de Acción de Gracias, cuando alguien había traído un plato de vegetales rostizados al banquete. Eras nabos, zanahorias, y, por supuesto, remolachas. Mi amigo me instó a probar siquiera una. Me sorprendí. El sabor no pudo ser más diferente de lo que recordaba, dulce, rico y profundo. Así que, si usted no gusta de la remolacha, sea valiente, pruebe estas. Se enamorará.

Preparación

  1. Pre-caliente el horno a 400 grados.
  2. Corte las puntas de las remolachas y pele con un pelador. Córtelas a la mitad a longitud. Si las remolachas son grandes, quizá deba cortarlas en cuartos. Unte las piezas con las 2 cucharaditas de aceite de oliva y transfiéralas a una bandeja para galletas. Hornéelas hasta que estén suaves, alrededor de 40 minutos.

Ingredientes:

  • 6 remolachas rojas o doradas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta, al gusto

Información Nutricional

Calorías

74 cals

Grasa

3 g

Grasa Saturada

0 g

Grasa Poliinsaturada

0 g

Grasa Monosaturada

2 g

Carbohydrates

12 g

Azucar

8 g

Fiber

4 g

Protein

2 g

Sodium

292 mg

*per serving


Consejos de Ann

Si sus remolachas vienen con verdes, no los descarte. Cocínelos como lo haría con las acelgas. Son sorpresivamente deliciosas.

 


Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here