Winter Vegetable Broth
Porciones: 16 tazas

Este es un caldo de vegetales que aprendí a hacer en la cocina de un Monasterio Zen. Nada se pierde aquí — la piel de la cebolla, topes de zanahorias, cáscaras de papas — de hecho cualquier sobra que quede de la preparación de vegetales para otras recetas se puede colocar en una olla grande. Llene la olla a la mitad con sobras y luego cúbrala con agua y cocínela a fuego lento por aproximadamente una hora. Luego pásela por un colador. Esto hará un buen caldo de vegetales y además es muy sencillo y barato. Lo único que se debe cuidar es de no añadir cortes de remolacha o acelgas – pueden volver el caldo color rosado. Tampoco añada demasiado de un vegetal con sabor muy fuerte como el rutabaga o el apio.

Vea el vídeo y aprenda como se prepara.

Preparación

  1. En una olla de 7 u 8 cuartos, añada la cebolla, ajo, hojas de laurel, granos de pimienta y perejil junto con los cortes de vegetales que tenga a la mano. Añada aceite de oliva y suficiente agua para cubrir los vegetales por completo. Lleve a hervir a fuego alto. Cubra la olla y baje la temperatura a baja. Cocine a fuego lento por 1 hora. 2. Pruebe la sal y cuele el caldo. Descarte los vegetales. Utilice de inmediato o lleve al congelador.

Ingredientes:

  • 2 cebollas amarillas grandes, cortadas a la mitad, con piel
  • 8 dientes de ajo, triturados pero no pelados
  • 8 clavos
  • Cortes de distintos vegetales:
    • topes de zanahorias, cáscaras de nabos, papas, hojas de apio, piel de cebolla, tallos de col rizada, tallos de repollo — lo que usted tenga a la mano
  • 1 hoja de laurel
  • 2 tallos de perejil italiano
  • ½ cucharadita de granos de pimienta negra
  • 20 tazas de agua
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • Sal marina, al gusto

Información Nutricional

Calorías

15 cals

Grasa

1 g

Grasa Saturada

0 g

Grasa Poliinsaturada

0 g

Grasa Monosaturada

0 g

Carbohydrates

2 g

Azucar

1 g

Fiber

0 g

Protein

0 g

Sodium

737 mg

*per serving

Powered by Edamam

Consejos de Ann

Para más sabor, añada unas cuantas setas shiitake secas o un buqué garni. Coloque en bolsas de 4 tazas y póngalas en el congelador para usar en sopas, sofritos y estofados posteriormente. La cantidad típica vendida comercialmente es de 1 cuarto o 4 tazas para caldos y estofados de caja.

 


Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here