Porciones: 4
Tiempo de preparación: 30

Rostizar pimientos puede parecer algo incómodo, pero el resultado bien vale la pena. El retirar su piel les hace más fácil de digerir y hace de su «carne» más dulce. Usted puede comerlos así incluso durante la quimio o añadirlos a sofritos y ensaladas. Otra ventaja es que hechos de esta forma, se mantendrán en el refrigerador por hasta una semana.

Preparación

  1. Coloque los pimientos completos directamente en las bandejas de una cocina a gas con la llama en medio-alto. Utilizando pinzas, rote los pimientos frecuentemente hasta que estén quemados uniformemente y la piel se haya agrietado.
  2. Transfiera a un recipiente y cubrirlos. Déjelos reposar a temperatura ambiente por alrededor de 30 minutos o más. Péle con sus dedos y quite las semillas. Lávelos con agua para remover las cenizas.
  3. En un recipiente, mezcle los pimientos rostizados con aceite de oliva, vinagre, tomillo, ajo y sal. Deje marinar en el refrigerador por al menos 4 horas.

Ingredientes:

  • 2 pimientos rojos
  • 1 pimiento naranja
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre de champaña
  • 2 cucharaditas de tomillo o menta
  • 1 diente de ajo, pelado y dejado completo

Información Nutricional

Calorías

72 cals

Grasa

4 g

Grasa Saturada

1 g

Grasa Poliinsaturada

1 g

Grasa Monosaturada

3 g

Carbohydrates

9 g

Azucar

4 g

Fiber

2 g

Protein

2 g

Sodium

5 mg

*per serving

Powered by Edamam

Consejos de Ann

He descubierto que la mejor manera de remover la piel es colocar los pimientos en una bolsa de papel marrón o bolsa de plástico y, dependiendo de cuál se usa, doblar o amarrar la bolsa para cerrarla. Hacer esto permite a los pimientos hervirse, lo que separa la piel de la carne y los hace 100% más fáciles de pelar. Si usted no tiene una a la mano, entonces colócalos en un bol como se indica en el paso 2.

 


Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here