Simple Roasted Asparagus

Espárragos Rostizados

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4,50 out of 5)
Cargando...

Clock Icon for Prep Time 15 Tiempo de preparación.
Person Icon for Serving Size 4-6 Porciones
Carrot Icon for Number of Ingredients Size 5 Ingredientes

Yo siempre espero ansiosamente la primavera, cuando los espárragos entran en temporada. Rostizar o cocinar espárragos a la plancha trae un increíble sabor a un vegetal que ya es delicioso. Se cocinan rápidamente...


Ingredientes

  • 1 libra de espárragos, cortados y lavados
  • Aceite de oliva
  • Sal marina y pimienta negra, al gusto
  • Limón
  • Queso parmesano (opcional)

Procedimiento

  1. Precaliente el horno a 425 grados.
  2. Coloque los espárragos en una bandeja para hornear. Rocíe con aceite de oliva, sal y pimienta negra fresca, luego remueva para cubrir equitativamente. Ordene los espárragos en una sola capa.
  3. Hornee por alrededor de 10 minutos o hasta que los espárragos estén dorados, pero no muy suaves o pasados. Transfiera a un plato para servir. Exprima un poco de jugo de limón y queso parmesano rallado, si lo usa, sobre los espárragos calientes.

Aprobadas por una nutricionista diplomada

Existen muchos conceptos erróneos sobre la nutrición y el cáncer en los medios de comunicación. Mediante el uso de la literatura científica y las recomendaciones de Oncology Nutrition for Clinical Practice, 2nd Ed., (Nutrición Oncológica para la Práctica Clínica, 2ª Ed.), publicado por el Oncology Nutrition Dietetic Practice Group (Grupo de Práctica Dietética de Nutrición Oncológica), un grupo de interés profesional de la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética), y el American Institute for Cancer Research (Instituto Americano para la Investigación del Cáncer), el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer) y la American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer); nuestra dietista registrada, Kate Ueland, MS, RD, CSO y nuestro equipo de editores trabajan en conjunto para ayudar a nuestros lectores a discernir la verdad del mito.


Deje un comentario