Porciones: 4
Tiempo de preparación: 20

Mi idilio con la remolacha llego un poco tarde a mi vida. Cuando era niña, no había amenaza que me hiciera comer las avinagradas rebanadas de remolacha que se servían en el Reino Unido. Un buen día un amigo vegetariano me sirvió las remolachas rostizadas. ¡Qué diferencia! Comencé a experimentar platos con remolacha. Probé la sopa de remolachas conocida como Sopa Caliente Rusa Borscht. Luego prepare la sopa tipo curry hasta que un día mezclé algunas sobras y terminé con esta bella y deliciosa receta. El color es increíble. Pruébala con un poco de crema agria o yogur griego y decórala con una pizca de cilantro.

Preparación

1. Caliente el aceite en una olla grande a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, añada las semillas de comino. Déjalas cocinar por unos segundos hasta que comiencen a oscurecerse, luego añada el ajo. Sofría el ajo hasta que comience a dorarse. Añada la cebolla. Sofría por 2 minutos hasta que la cebolla se caramelice.

2. Añada la harina y la pimienta de cayena. Sofría por un minuto, asegúrese de no quemarlas. Añada las remolachas, tomates, sal y 2 tazas de agua. Cubra parcialmente y cocine a fuego lento.

3. Luego de 30 minutos, las remolachas deben estar blandas. Retire la tapa y suba la temperatura a media. Cocine sin tapa por unos 5 minutos adicionales. Utilice una licuadora para hacer de la sopa un puré. Ajuste la sazón y añada agua si parece muy densa — debe tener una consistencia densa y cremosa. Caliente completamente a fuego medio-bajo. Sirva en recipiente con un poco de crema agria o yogur griego y un poco de cilantro, si lo usa.



Comments

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
RECIPE RATING0
What people say... Leave your comment
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your comment

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one