Una guía rápida para armar su despensa

Si recién está comenzando su aventura culinaria, puede ser desalentador comprar lo básico de la despensa. Hay tantas hierbas, especias y otros artículos comestibles, que puede ser difícil saber qué será útil. Esta es nuestra lista de los conceptos básicos que surgen receta tras receta. Puede parecer mucho, pero puede comenzar a abastecer su despensa lentamente, no todo a la vez. Y una vez que tenga una despensa surtida, le encantará poder preparar comidas sobre la marcha sin ningún viaje adicional a la tienda.

Grasas y aceites

Estos son los aceites que más usará para cualquier receta. Asegúrese de almacenar el aceite de oliva en un lugar fresco y oscuro y trate de usarlo dentro de un año de la compra.

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de canola o de semilla de uva
  • Mantequilla sin sal (usar con moderación)

Hierbas secas y especias

La mayoría de estas hierbas y especias se presentan en la mayoría de nuestras sabrosas recetas. Con estos saborizantes básicos, puede disfrutar de una variedad de sabores para mantener sus comidas emocionantes y deliciosas. También estamos agregando artículos básicos para hornear utilizados en panecillos, pasteles y panqueques simples. Si está comiendo hierbas y especias secas por sus propiedades medicinales, asegúrese de comprar cantidades más pequeñas y reemplazarlas a menudo para obtener mayores cantidades de propiedades antiinflamatorias y antifúngicas.

  • Hierbas: hojas de laurel, romero, orégano
  • Especias: comino, pimienta cayena, jengibre, cúrcuma, curry en polvo suave, nuez moscada entera, granos de pimienta negra entera, sal marina fina y / o sal kosher
  • Repostería: bicarbonato de sodio y polvo para hornear

Productos de nueces y nueces, semillas, frutas secas

Las nueces son excelentes como botanas, ideales para agregar aceites saludables y proteínas a las ensaladas y a la avena del desayuno. Mantenga todas las nueces, semillas y productos de nueces en el refrigerador donde se mantendrán frescos indefinidamente.

  • Almendras en rodajas y nueces enteras
  • Tahini (pasta de semillas de sésamo), mantequilla de maní sin azúcar, leche de coco
  • Pasas y arándanos sin azufre

Granos y harinas

Esta es una lista corta. A medida que vaya cocinando se alargará. Si le gusta el risotto, es posible que desee agregar arroz blanco arborio a su lista. Guarde las harinas integrales en la nevera.

  • Avena laminada o cortada
  • Arroz integral de grano largo
  • Quinoa
  • Harina integral para repostería
  • Pasta integral
  • Arroz blanco (para cuando necesite algo suave para el estómago)
  • Cuscús
  • Polenta

Leguminosas

Hay MUCHAS variedades de leguminosas para elegir. Utilice estas para comenzar. Ninguna de las legumbres secas de esta lista necesitan remojo. Los productos de soya como el miso, el tofu y el tempeh son importantes para una dieta vegetariana, de lo contrario, se pueden comprar según sea necesario

  • Enlatados: Frijoles cannellini, garbanzos, frijoles negros
  • Seco: Lentejas rojas partidas, lentejas francesas verdes, guisantes partidos, guisantes de ojos negros
  • Productos de soja: miso, tofu, tempeh

Alimentos enlatados y congelados

Ya hemos mencionado las legumbres enlatadas, pero los jitomates enlatados son siempre una buena alternativa a los jitomates frescos para preparar una salsa ideal para la pasta. Las frutas y verduras congeladas son un gran producto para tener a la mano . Cuando son congelados en la granja, a menudo tienen un mejor valor nutricional que las mismas frutas y verduras compradas fuera de temporada, además de que se mantendrán en el congelador durante meses. Los chícharos y los frijoles lima agregan proteínas y una pizca de color a la pasta y a las sopas, mientras que las espinacas ahorran tiempo. Las frutas pueden alegrar una comida de invierno en compotas, crumbles o helados.

  • Verduras: chícharos, frijoles lima, frijoles edamame, espinacas de hoja
  • Frutas: arándanos, frambuesas, trozos o pulpa de mango, melocotones, duraznos
  • Enlatados: jitomates pelados enteros, jitomates cortados en cubitos.

Alimentos frescos básicos

Estos son algunos artículos frescos para mantener siempre en su despensa. Siempre encontrará un uso para ellos. Además puede mezclar el perejil en un pesto con un poco de aceite de oliva y congelarlo:

  • Zanahoria
  • Cebollas
  • Apio
  • Ajo
  • Perejil italiano
  • Huevos
  • Jengibre
  • Limones

Aprobadas por una nutricionista diplomada

Nuestras recetas, artículos, videos y demás contenido son revisados por nuestra dietista registrada Kate Ueland, MS, RD, CSO, quien es especialista certificada por la junta en nutrición oncológica, para garantizar que todo el contenido esté respaldado con evidencia científica y siga las pautas establecidas por el Oncology Nutrition for Clinical Practice, 2nd Ed., (Nutrición Oncológica para la Práctica Clínica, 2ª Ed.), publicado por el Oncology Nutrition Dietetic Practice Group (Grupo de Práctica Dietética de Nutrición Oncológica), un grupo de interés profesional de la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética), y el American Institute for Cancer Research (Instituto Americano para la Investigación del Cáncer) y la American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

Recetas que también le pueden interesar

Pesto de menta y almendras Recipe Image

Pesto de menta y almendras

15 Tiempo de preparación.
Coctel de Granadas Recipe Image

Coctel de Granadas

20 Tiempo de preparación.
Salmón Pochado Recipe Image

Salmón Pochado

20 Tiempo de preparación.

Deje un comentario