Mushroom Burger
Porciones: 4
Tiempo de preparación: 15

Las setas rostizadas son ridículamente ricas y un gran sustituto para la carne cuando usted desea ese particular sabor. En mi opinión, son la solución perfecta para el invento de la hamburguesa sin carne. La preparación es sencilla, simplemente corte los tallos de las setas y limpie sus cabezas con una toalla húmeda. Muy rápida, ciertamente, lo que las hace perfectas como alternativa cuando el tratamiento le deja cansado. Y hay más buenas noticias. Las setas son ricas en vitaminas, minerales y bajas en calorías. Si usted necesita cuidar su peso, bienvenido entonces a esta comida perfecta y rica en nutrientes.

Preparación

  1. Precalienta el horno.
  2. Esparza las cabezas de setas, con la parte redonda hacia abajo y los tomates, con el corte hacia arriba, en una bandeja de hornear. Rocíe con aceite de oliva, sal y pimienta.
  3. Coloque a 6 pulgadas bajo el horno por 7 minutos. Coloque el queso sobre las cabezas de setas y continúe horneando hasta que se derrita, alrededor de 2 minutos. Retire del horno, luego tueste levemente los panes en el horno.
  4. Abra los panes y colócalos sobre una superficie plana, untando una buena porción de Pesto de Albahaca en la parte inferior de los mismos. Divida equitativamente los tomates entre los 4 panes y coloque las setas sobre ellos, con el queso hacia abajo. Corone con la rúcula, luego cubra con la tapa del pan y sirva.

Ingredientes:

  • 4 cabezas de setas portobello (4 a 5 pulgadas de diámetro), limpias
  • 1 taza de tomates uva o tomates cherry, cortados a la mitad
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto
  • 6 onzas de queso mozarela, cortados en 4 rebanadas
  • 4 panes de hamburguesas integrales
  • ½ receta de Pesto de Albahaca
  • Manojo de rúcula

Información Nutricional

Calorías

612 cals

Grasa

47 g

Grasa Saturada

12 g

Grasa Poliinsaturada

9 g

Grasa Monosaturada

22 g

Carbohydrates

28 g

Azucar

5 g

Fiber

3 g

Protein

23 g

Sodium

676 mg

*per serving


Consejos de Ann

Es importante que las setas sean frescas. Las venas de las portobello deben estar secas y de un color semi-blanco y marrón — Son comestibles, así que no hace falta removerlas. Si se encuentran negras o moradas, están viejas.
Si puede, evite comprar cabezas de portobello pre-empacadas. Usted necesita poder corroborar que las setas se encuentran frescas y generalmente vienen empacados de manera que es imposible saber si es así hasta que abre el empaque.

 


Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here