Sopa de Pollo para el Alma del Suroeste

Esta sopa de pollo es una comida reconfortante con una patadita. 

En México y el Suroeste de Estados Unidos la comida puede ser nutritiva, pero nunca blanda. Por tanto, la sopa de tortilla es la versión picante de la clásica sopa de fideos de pollo que todos conocemos. Los pimientos le dan al tradicionalmente suave caldo una patadita y las tortillas reemplazan los fideos. De cualquier forma que le guste, la sopa de pollo es reconfortante, nutritiva y como sabían nuestras madres, saludable – muy bien para días de tratamiento cuando se requiere de esa última cualidad.

Como la mayoría de las recetas de sopa esta es flexible y abierta a interpretación dependiendo de cómo usted se esté sintiendo. Si su paladar está sensible, puede omitir los jalapeños o reducirlos. Si usted está eliminando la carne de su dieta, las setas o el tofu pueden reemplazar el pollo. Siéntase libre de hacer lo que le plazca — unas cuantas hojas de espinaca para más hierro, garbanzos o frijoles negros añaden proteínas.

La sopa es rica y llena de vitaminas, beneficiándose de la combinación del ajo, tomates y un rico caldo. Si usted quiere más calorías, sírvala con quínoa, arroz negro o maíz molido.

Registered Dietitian Approved

There are many misconceptions about nutrition and cancer in widespread media. By using current scientific literature, plus recommendations of the Academy of Nutrition and Dietetics, the American Institute for Cancer Research, the National Cancer Institute, and the American Cancer Society, our Registered Dietitian, Kate Ueland, MS, RD, and our team of editors work to help our readers discern truth from myth.

Las afirmaciones en este blog no tienen la intención de diagnosticar, tratar ni curar ninguna enfermedad. Siempre consulte con su médico o nutricionista diplomado(a) para obtener asesoramiento médico específico.


Recetas que te puede interesar


Leave a Review