Dieta Blanda

Chicken & Dumpling Soup

Por Esther Trepal

Mi doctor me dijo que siguiera una dieta blanda después de mi cirugía. ¿Qué puedo comer ahora? 

Cuando se prescribe una dieta blanda, las personas generalmente se sienten en un purgatorio culinario.  Quedan atrás sus alimentos y especias favoritas, como el ajo, cebollas, pimientos, curry y pizza.  Pero dieta blanda no necesariamente significa comer algo desagradable.

Los alimentos blandos, que generalmente son más fáciles de digerir, se recomiendan para una variedad de desórdenes digestivos, incluyendo dolor de estómago, náusea, diarrea, cirugía de intestinos e incluso llagas en la boca.  El rango de alimentos aceptables es muy amplio y variará de persona a persona, dependiendo de la seriedad de su condición. Lo mejor es comenzar con una dieta estricta. Una vez que sus síntomas estén bajo control y con la guía de su equipo médico, puede experimentar, añadiendo alimentos que son más desafiantes.

Las reglas generales para una dieta blanda son que sea baja en fibra (sin cereales o granos integrales), comidas cocidas/suaves y especias muy suaves. Debe abstenerse de vegetales que generen gases, como el repollo, coliflor, brócoli o frijoles. También le irá mejor con frutas enlatadas o cocidas, en lugar de frescas. Además, recomendamos mantenerse alejado de alimentos grasosos, como frituras, nueces, lácteos completos, salsas con crema, pasteles, papas fritas y otras golosinas ricas en sal y grasa. Dicho esto, ¡aún quedan muchas opciones!

Para las proteínas, pruebe pollo horneado y pescado blanco. Los huevos hervidos o quesos suaves también son tolerables. Los alimentos con mucho almidón, como el pan blanco, las papas blancas o camotes, cereal bajo en fibra y pasta, son una muy buena opción. También puede añadir condimentos suaves, como sal, romero, perejil, albahaca, eneldo, jengibre, hojas de salvia y otros. Los puerros o cebollines pueden añadir sabor sin ser muy fuertes, si se usan en pocas cantidades y pueden tolerarse. Los vegetales suaves, como zanahorias, ejotes, acelga, pimientos rojos y calabaza de verano deben comerse cocidos, no crudos. Los métodos ideales de cocción son el horneado, vapor, hervido y escalfado – en otras palabras, cualquier método que reduzca la cantidad de grasa.

El objetivo de la dieta blanda es reducir los síntomas digestivos y/o curar el tranco digestivo. Así que, comience con pasos cortos y siga las directrices de su médico o dietista registrado.

Revise todas nuestras recetas que funcionan para una dieta blanda. Selecciónelas dependiendo de la seriedad de su condición.

Aprobadas por una nutricionista diplomada

Nuestras recetas, artículos y videos son revisadas por nuestros dietistas capacitados en oncología para garantizar que todo el contenido esté respaldado con evidencia científica y siga las pautas establecidas por el Oncology Nutrition for Clinical Practice, 2nd Ed., (Nutrición Oncológica para la Práctica Clínica, 2ª Ed.), publicado por el Oncology Nutrition Dietetic Practice Group (Grupo de Práctica Dietética de Nutrición Oncológica), un grupo de interés profesional de la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética), y el American Institute for Cancer Research (Instituto Americano para la Investigación del Cáncer) y la American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

Recetas que también le pueden interesar

Lentejas con verduras silvestres Recipe Image

Lentejas con verduras silvestres

Rated 5 out of 5
20 Tiempo de preparación.
Paella con cebada y setas Recipe Image

Paella con cebada y setas

Rated 5 out of 5
30 Tiempo de preparación.
Farinata de col rizada y camotes Recipe Image

Farinata de col rizada y camotes

Rated 5 out of 5
20 Tiempo de preparación.

Comments

No reviews yet.


Leave a Review

Your rating/review has successfully been submitted!

Por favor, inicie sesión

¡Para publicar su opinión, le pedimos que inicie sesión o se registre!